Ábalos certifica el final de las obras del AVE y que estará en servicio en el 2021

Pablo González
Pablo González REDACCIÓN

GALICIA

VÍTOR MEJUTO

La Xunta insiste en crear una comisión mixta con el Ministerio de Transportes para supervisar el proyecto y la fase de pruebas

21 dic 2020 . Actualizado a las 20:58 h.

En medio del campo de batalla que les ocupó últimamente, las obras del AVE, el Ministerio de Transportes y la Xunta escenificaron una cierta distensión, al coincidir, con matices, en que la obra más esperada en Galicia desde el 2002 está en su fase final. Bajo una lluvia fina, con la niebla de los montes de Cerdedelo (Laza, Ourense) muy cerca de la amplia comitiva, el ministro José Luis Ábalos asistió a la prueba de carga sobre el viaducto de Teixeiras, una de las obras más impresionantes del tramo de 117 kilómetros entre Pedralba (Zamora) y Ourense, y que se construyó en tiempo récord después de estar años paralizado. La conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, formó parte de las autoridades invitadas, y aprovechó el acto para volver a reclamar una comisión mixta de seguimiento del proyecto que ya en su momento rechazó el ministerio. «Es evidente que hubo de todo en este proyecto, pero ahora tenemos que celebrar que estamos en su fase final», recalcó Ábalos.

Prueba de carga en el viaducto de Teixeiras
Prueba de carga en el viaducto de Teixeiras VÍTOR MEJUTO

Esta prueba de carga, realizada con una locomotora a la que estaban enganchados unos vagones cargados con más de 750 toneladas de balasto, es el punto de partida para el resto de ensayos que se van a llevar a cabo antes de la puesta en servicio, que el ministro situó en una fecha indeterminada del 2021, contradiciendo el vaticinio del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que cuestionó esa fecha en base a un informe técnico elaborado por la Xunta hace algo más de un año. La presidenta del ADIF, Isabel Díaz Pardo, tampoco se atrevió a dar una fecha concreta de puesta en servicio, a pesar de que desde el administrador ferroviario se habló primero de junio del año próximo y, después, del segundo semestre. «En una fase de pruebas puede haber incidencias», aclaró la ingeniera gallega tras la intervención del ministro. «Sería una osadía dar una fecha», añadió, aunque creen que las pruebas durarán menos que en el tramo recién inaugurado Zamora-Pedralba.

La situación actual de las obras es la siguiente: se ha concluido la plataforma y la electrificación en los 101 kilómetros entre Pedralba y Taboadela, y desde ayer las instalaciones ya están energizadas para permitir el paso de los trenes auscultadores eléctricos. La energización, sin duda, refleja que solo quedan remates en las obras, como el tercer hilo de conexión en Taboadela, las instalaciones de protección civil y los elementos para electrificar el tramo de vía única entre esta población y Ourense. Todos ellos son trabajos que no interfieren en las pruebas que comenzarán en los próximos días. Las instalaciones de seguridad, señalización y telecomunicaciones también están terminadas.