Meirás, el último ejemplo de la lista de desplantes de la dirección del PSdeG con la alcaldesa de A Coruña

Domingos Sampedro
domingos sampedro SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

Inés Rey atendiendo a peridistas delante de Gonzalo Caballero
Inés Rey atendiendo a peridistas delante de Gonzalo Caballero German Barreiros

Las diferencias entre Gonzalo Caballero e Inés Rey se han agrandado en las últimas semanas, pero arrancan en las primarias del 2018

17 dic 2020 . Actualizado a las 07:48 h.

En los planes trazados por Gonzalo Caballero con su guardia de corps para renovar el PSdeG, Inés Rey no era la persona en la que habían pensado como candidata en A Coruña. Pero ganó las primarias en noviembre del 2018 frente a otros tres aspirantes, con el respaldo del aparato provincial de Valentín González Formoso. Meses después lograba recuperar el mando en María Pita, una alcaldía de enorme trascendencia para los socialistas.

 Esa distancia de origen entre Gonzalo Caballero e Inés Rey ha marcado la tensa convivencia que mantienen desde hace dos años y explica también el último desplante en torno al pazo de Meirás, ocurrido este martes, cuando el líder del PSdeG organizó un acto de partido en la capital herculina con el secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez, sin invitar ni a la alcaldesa ni al secretario provincial, el propio González Formoso.

Fue un gesto que en María Pita no valoran de manera oficial, si bien no ocultan su malestar. Desde la rúa de O Pino, sede central del PSdeG, le quitan hierro. Destacan que el secretario de Estado estuvo en A Coruña con una agenda oficial, de la que ya formaban parte la alcaldía coruñesa y la Diputación, y aparte se organizó «un acto sin mayor relevancia» para la militancia. «Seguro que la alcaldesa de A Coruña tiene algo más que hacer que expresar sus celos hacia la agenda del secretario xeral», señalan con ironía fuentes próximas a la dirección del PSdeG.