Los primeros copos caídos en Galicia dejan incidencias en vías y paisajes blancos

La nevada y el granizo complicaron la circulación en una jornada en la que Emerxencias tuvo que atender casi 300 llamadas y cuarenta accidentes


Redacción

El primer temporal de diciembre no se hizo esperar y Dora sembró este viernes Galicia de incidencias. A los fuertes vientos y lluvias, protagonistas desde la madrugada, se sumaron con el paso de las horas el frío y las nevadas. Ramas y árboles caídos, primero, y placas de hielo y acumulación de nieve, después, complicaron la circulación en muchos puntos de la comunidad, hasta el extremo de que la Axencia Galega de Emerxencias (Axega) contabilizó cuarenta accidentes en 24 horas. Además, los equipos de emergencias realizaron 297 intervenciones en la comunidad. 

El fuerte oleaje ya se deja sentir en la costa de Corrubedo
El fuerte oleaje ya se deja sentir en la costa de Corrubedo

Las condiciones meteorológicas también afectaron a la actividad lectiva. Según la Consellería de Educación, 1.663 escolares se quedaron sin clase por causa de la nieve. Los problemas afectaron a 36 centros, de los que 21 tuvieron que suspender por completo su actividad. La mayoría de esas incidencias se registraron en la provincia de Lugo, con 1.109 alumnos y 22 centros afectados. En la de Ourense no pudieron asistir a las aulas 480 alumnos de doce centros, mientras que en la de A Coruña hubo problemas en dos colegios y 74 escolares de Sobrado dos Monxes y Toques se quedaron sin clase. Precisamente en Toques fue necesario que la Guardia Civil trasladase a sus casas o colegios a ocho niños que viajaban en un autobús escolar que se quedó parado debido a la acumulación de nieve.

La ciudad de Lugo amaneció ya blanca, y los problemas se multiplicaron en las carreteras del área metropolitana. La N-540 estuvo cortada a la altura de O Picato, donde confluyen los municipios de Lugo y Guntín, a una altitud de 633 metros. También estuvo cerrada la A-54 (Lugo-Santiago de Compostela) durante varias horas y en esta autovía ocurrieron varios accidentes sin heridos.

Tejados nevados en Lugo
Tejados nevados en Lugo

A Mariña registró su primera nevada del otoño en lo alto de A Gañidoira, dejando dificultades para el tráfico. También hubo complicaciones en el alto de O Fiouco, en la A-8.

La nieve cubrió también gran parte de la comarca del Deza, incluido Lalín, haciendo necesario el uso de cadenas en tramos puntuales, como entre los kilómetros 48 y 53 de la N-541 en Forcarei. Las máquinas quitanieves fueron imprescindibles que los vehículos siguieran circulando.

;
Nevadas en Ourense Nevadas en Ourense

Las nevadas también condicionaron la jornada en buena parte de la provincia de Ourense, provocando varias salidas de vías, sin heridos, y obligando a cortar de forma provisional varias carreteras. Las más afectadas fueron la OU-536 en el Alto do Rodicio, la OU-212 en Beariz y la OU-304 en Baltar.

Ya hacia la costa, el viento fue el factor que más complicó el día. Árboles caídos, cables por el suelo y alguna salida de vía fueron los daños más sobresalientes que causó el temporal en la Costa da Morte, donde se registró la ráfaga máxima de la jornada: 105,3 kilómetros por hora, medidos en la estación meteorológica de Malpica.

Las incidencias fueron menores en la comarca de Barbanza, donde sí hubo mucha lluvia y frío, pero no se necesitaron grandes intervenciones de los servicios de emergencia, más allá de devolver a su sitio algunos contenedores de basura. En A Pobra, tres de ellos salieron volando y acabaron en el mar.

;
Primera nevada de la temporada en el alto da Gañidoira Nevada

En A Coruña y su área se multiplicaron los choques de automóviles por las fuertes lluvias de primera hora, que llegaron a anegar algún local puntual. En Miño, los bomberos tuvieron que retirar unas luces de Navidad que amenazaban con desprenderse, y la Policía Local de Arteixo recibió llamada toda la noche por árboles caídos en la carretera. Y mientras concellos interiores como Curtis o Melide, donde hubo varios percances viarios, aunque sin daños personales, amanecieron cubiertos por las primeras nieves, la Policía Local de A Coruña tuvo que cerrar el acceso a un colegio de A Zapateira a primera hora por la presencia de una gran placa de hielo en la cuesta de acceso que hizo perder el control del vehículo a varios conductores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los primeros copos caídos en Galicia dejan incidencias en vías y paisajes blancos