Normalizada la circulación ferroviaria entre Santiago y Pontevedra

El convoy que circulaba por el eje atlántico llevaba 53 pasajeros, que se iban a transbordar a otro tren


Redacción

Desde las seis y media de esta mañana, los trenes que circulan entre Pontevedra y Santiago ya circulan con normalidad después de que la noche del pasado jueves se hubiera producido el descarrilamiento de un ferrocarril regional en el entorno de la parroquia de Cerponzóns, a unos seis kilómetros del casco urbano pontevedrés. El hecho de que el siniestro se hubiera producido en una bifurcación, destacaron desde Renfe, hizo que, «en ningún momento, se vio cortada la circulación porque estaba la otra vía».

Eso sí, a raíz de este incidente, en la vía afectada se interrumpió el tránsito de convoyes. Desde Europa Press citando fuentes de Adif precisaron esta circulación «ha quedado completamente interrumpida en la bifurcación que pasa por el apartadero de Portela, que este viernes no recibirá trenes por la tarde». Es por ello que los trenes se están viendo obligados a utilizar los otros raíles. 

De igual modo, se constataron ligeros retrasos en la línea ordinaria entre A Coruña y Vigo, si bien ya se han subsanado. De hecho, el ferrocarril accidentado por «condiciones meteorológicas adversas» es un regional con 53 pasajeros que se dirigía a Vigo desde Santiago de Compostela.

Desde el 112 confirmaron, por su parte, que ninguna de estas personas resultó herida en el descarrilamiento, de tal modo que «os pasaxeiros puideran chegar aos seus destinos despois de ser trasladados noutro tren».

El accidente

Un tren regional que realizaba el recorrido entre Santiago y Vigo sufrió sobre las 21.20 horas un descarrilamiento leve que se saldó sin ningún daño personal entre los 53 viajeros que iban en el convoy. El incidente se produjo «por causas meteorológicas adversas», según el ADIF, y tuvo lugar cerca de Cerponzóns (Pontevedra), a la altura de la bifurcación de San Amaro, donde hay un cambio de agujas. En cualquier caso solo se salió de la vía el primer eje del tren, de ahí que el descarrilamiento no tuviera consecuencias. Además, según explican fuentes de Renfe y del ADIF, los trenes circulaban con lentitud, debido a una avería en las señales ferroviarias a causa del fuerte temporal.

No obstante, la vía permanecía cortada a última hora de la noche, y los pasajeros iban a ser evacuados a otro tren que circulaba por la vía paralela. El incidente provocó retrasos en todos los trenes que circulaban en esa franja horaria. La evacuación de los pasajeros se iba a realizar «a través de pasarelas», explicaron las mismas fuentes. Fueron transportados a la estación de Pontevedra, según informó la Policía Local de esa ciudad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Normalizada la circulación ferroviaria entre Santiago y Pontevedra