El AVE también puede aportar Internet de alta velocidad a áreas rurales gallegas

El ADIF ultima un plan para sacar partido a su amplia red de fibra óptica

Viaducto del Ulla, en la línea de alta velocidad Ourense-Santiago
Viaducto del Ulla, en la línea de alta velocidad Ourense-Santiago

redacción / la voz

La finalización del último tramo en la línea de alta velocidad a Galicia abrirá nuevas expectativas, no solo para las ciudades -principales beneficiarias del nuevo ferrocarril-, sino para el amplio territorio rural del interior que cruza sus vías y que en muchos casos no puede acceder al AVE directamente, pues las paradas de este medio de transporte están muy tasadas. El beneficio indirecto dependerá de otra red que circula en paralelo a la doble vía, bajo tierra: la red de fibra óptica de altísima capacidad que se instala en todas las líneas de alta velocidad y que es fundamental para el funcionamiento de las instalaciones de seguridad y señalización.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
PAPEL LOS 7 DÍAS
Disfruta al recibir en casa el periódico en papel toda la semana, accede a la réplica en PDF y a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP

El AVE también puede aportar Internet de alta velocidad a áreas rurales gallegas