La Xunta calcula que los beneficios fiscales permitirán ahorrar 472 millones a los gallegos

La Consellería de Sanidade absorbe el mayor incremento de gasto en términos absolutos, con 478 millones más para el 2021, seguida de Educación y Política Social

El conselleiro de Facenda entregando esta mañana las cuentas del 2021 en formato digital al presidente del Parlamento de Galicia
El conselleiro de Facenda entregando esta mañana las cuentas del 2021 en formato digital al presidente del Parlamento de Galicia

La Consellería de Facenda calcula que los beneficios fiscales que se incluyen en el proyecto de Lei de Orzamentos de la Xunta para el 2021 ahorrarán a los gallegos 472 millones de euros por rebajas fiscales, lo que supone que habrá 24 millones más en bonificaciones respecto a las aplicadas en este ejercicio del 2020. El Gobierno gallego ha destacado que, al contrario que hace el Ejecutivo central, la Xunta no subirá impuestos el próximo ejercicio.

En el ámbito de rebajas fiscales (de la tarifa autonómica del IRPF, impuesto de sucesiones y la fiscalidad cero aplicada en el ámbito rural), el Gobierno gallego calcula que con los 472 millones que dejará de ingresar la hacienda autonómica se añadirán otros 115.000 beneficiarios más el año que viene, de tal forma que el número de gallegos que obtuvieron algún tipo de bonificación fiscal desde que se empezaron a aplicar, en el 2016, se eleva a 650.600 personas. «Son ingresos que a Xunta deixa de percibir para que revertan nas familias e nos fogares, para que queden nos petos das persoas», subrayó el responsable de Facenda, Valeriano Martínez, durante la presentación de las cuentas en el Parlamento.

La prórroga de las rebajas fiscales es posible hacerla porque, por primera vez en las últimas dos décadas, el pago por intereses de la deuda cae por debajo de los 100 millones de euros al año, pero sobre todo se sostiene por el caudal de ingresos extraordinarios que refleja en el proyecto presupuestario. Es una inyección adicional de fondo de 1.800 millones, de los cuáles 685 millones proceden del transferencias del Estado debido al covid, otros 430 millones vienen del fondo europeo de recuperación, y los 685 millones restantes se deben a que la Xunta elevará su déficit público hasta el 1,1 % del PIB, desde el 0,2 % de este año, los que le añadirá otros 685 millones más de ingresos financieros. «Debemos botar man do endebedamento, e podémolo facer, porque Galicia presenta diferencial moi importante respecto da media das comunidades», esgrimió el conselleiro.

La principal seña de identidad de las cuentas para el 2021 es que pretende responder a las necesidades de gasto social para hacer frente a la pandemia y, al mismo tiempo, mantener abiertas todas las líneas de estímulo al empleo y a la economía para hacer posible la recuperación. Estos dos objetivos, gasto social más empleo y economía, absorberán cuatro de cada cinco euros de los Orzamentos del 2021. Solo el gasto en personal de la Administración gallega sube un 6,8 %, hasta los 4.305 millones, resultado de prever una subida salarial del 0,9 %, en línea con lo previsto en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado, y de las nuevas contrataciones realizadas para reforzar los sistemas sanitario y educativo. En este punto, el responsable de Facenda insistió en reclamar la eliminación de la tasa de reposición en la sanidad, para poder estabilizar las plantillas, y avanzó que aparte de las 7.380 plazas de la oferta de empleo de este año, la Xunta prevé aprobar una nueva oferta a partir de febrero del 2021.

Reparto por consellerías

En cuanto al reparto del gasto por consellerías, la de Sanidade se sitúa a la cabeza al incremento del presupuesto en términos absolutos. Manejará 478,1 millones de euros más, hasta llegar a la cifra histórica de los 4.587 millones. Le sigue en importancia la Consellería de Cultura, Educación e Universidade, que aumentará sus recursos en 167,4 millones, y la de Política Social, con 120 millones más en comparación con el actual ejercicio. En todos los departamentos se producen incrementos de la capacidad de gasto.

No obstante, si se analizan las cifras en términos relativos, la mayor expansión presupuestaria se registra en los órganos adscritos a la Presidencia de la Xunta, con una subida del 44,2 % de sus recursos, debido básicamente al refuerzo de fondos que recibirá la Axencia para a Modernización Tecnolóxica (Amtega) para impulsar las acciones de digitalización, y al incremento de las partidas previstas para Emigración y Deporte. También es significativo el incremento del 40,5 % (107 millones más) del presupuesto de la Consellería de Economía, pieza fundamental para aplicar las políticas de reactivación, así como el 32 % de aumento que registra el departamento de Emprego e Igualdade.

Entre las partidas fijas que caen ligeramente se sitúa la aportación de la Xunta a los concellos a través del Fondo de Cooperación Local, que baja en un 6,4 %, si bien el conselleiro de Facenda aclaró que las transferencias de otra índole que harán las consellerías a los ayuntamientos, la previsión para el 2021 es que experimente un ligero incremento de 4 o 5 millones de euros en términos absoluto. En cuanto a las universidades, la posición que reflejan los Orzamentos, una vez que el sistema de financiación concluyó en el 2020, es reproducir en el año próximo un nivel similar de transferencias.

Otra de las constantes del presupuesto de la Xunta es que mantiene el compromiso con el reequilibrio territorial, para primar la inversión per cápita en las provincias de Lugo y Ourense. De hecho, A Coruña recibirá 3.633 euros por habitante, y Pontevedra, 3.439 euros. En cambio, Lugo obtendrá 4.704 euros per cápita, mientras Ourense recibirá 4.461 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Xunta calcula que los beneficios fiscales permitirán ahorrar 472 millones a los gallegos