Los libros de Pardo Bazán que aún están en Meirás quedarán protegidos la semana próxima

El martes o el miércoles se publicará en el DOG la incoación del expediente para declarar BIC la biblioteca de la autora, y ningún volumen podrá ser ya trasladado sin autorización de la Xunta

El secretario xeral de Cultura, Anxo Lorenzo; el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez; la académica Marilar Aleixandre; y el presidente de la RAG, Víctor Freixanes, este sábado en la Casa-Museo de Emilia Pardo Bazán
El secretario xeral de Cultura, Anxo Lorenzo; el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez; la académica Marilar Aleixandre; y el presidente de la RAG, Víctor Freixanes, este sábado en la Casa-Museo de Emilia Pardo Bazán

La Xunta de Galicia publicará la semana próxima en el Diario Oficial de Galicia (DOG) la incoación del expediente de Bien de Interés Cultural para la biblioteca de Emilia Pardo Bazán, tanto en lo que toca a los libros que están en poder de la Real Academia Galega (RAG) como a los volúmenes que todavía se hallan en el Pazo de Meirás. En total, casi 11.000 obras (7.883 conservadas en la Academia y en torno 2.979 en la todavía propiedad de la familia Franco).

Según anunciaron este sábado el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, y el presidente de la RAG, Víctor Freixanes, la incoación podría publicarse el martes o el miércoles. Esto supondrá la inmediata protección de la biblioteca, que ya no podrá ser trasladada sin consultar previamente con la administración autonómica, lo que en la práctica impedirá que ninguno de los libros sea retirado de Meirás. Rodríguez ha destacado que la incoación del expediente «garante a integridade» de la colección de la excepcional autora gallega, al establecerse para ella la máxima protección. También supone la obligación de garantizar el acceso a la colección a los investigadores y a la ciudadanía.

La solicitud para declarar BIC la biblioteca fue presentada el pasado seis de noviembre por la RAG, por lo que el conselleiro destacó la rapidez con la que ha trabajado la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural para que la incoación se pueda realizar la semana que viene. Después de eso, el siguiente paso será remitir el expediente de declaración BIC a tres órganos consultivos, entre ellos el Consello da Cultura Galega y la Real Academia Galega de Bellas Artes, que deberán emitir sus propios informes al respecto. El plazo máximo para la aprobación definitiva de la declaración como BIC es de 24 meses, si bien Román Rodríguez aseguró que «será moitísimo menos» lo que se tarde.

Para el presidente de la RAG, el anuncio de la inminente protección integral de la colección bibliográfica de Pardo Bazán es una «excelente noticia». Entre otras cosas, porque reconoció la preocupación de la Academia por los libros que todavía quedan en Meirás. «Eses libros tamén forman parte do patrimonio intelectual da autora. Igual que se reivindica o edificio, a RAG reivindica os seus libros, que forman parte da intrahistoria, a crónica intelectual de Emilia Pardo Bazán, coa memoria dos seus autores preferidos e, en moitos casos, dos amigos que lle dedicaron obras», explicó.

La protección BIC solicitada para la biblioteca de la autora se extenderá también a cualquier otro libro del que actualmente no se conozca la ubicación pero que pueda ser localizado posteriormente, aunque no figure en la minuciosa catalogación preparada gracias al impulso de la RAG. Por tanto, cualquier ejemplar que en el futuro pueda identificarse como propiedad de Pardo Bazán quedará también protegido.  

La Academia quiere reunificar la colección en su sede de A Coruña

El informe que solicita la declaración de Ben de Interese Cultural para la biblioteca de Pardo Bazán considera que «a súa concepción está ligada ao sitio das Torres de Meirás e nel estaba por completo (fóra dalgúns libros localizados no domicilio familiar da Coruña) ata o incendio de 1978». De hecho, la inmensa mayoría de los libros tienen impreso un cuño rojo que indica la estantería y el estante concreto en el que estaban colocados, un sistema de registro encargado por Jaime Quiroga y Pardo Bazán, hijo primogénito de la escritora.

Ese cuño permitiría reconstruir la colocación de los volúmenes en las diferentes estancias del edificio. Sin embargo, la RAG espera que la incoación del expediente BIC facilite que la colección sea reunificada en su sede de A Coruña, donde ya se custodian casi 8.000 volúmenes. «Agardamos que en breve poidamos ver reunido todo o fondo da biblioteca da escritora na rúa Tabernas, nas dependencias da que foi a súa casa», deseó Víctor Freixanes.

La Academia gallega es la responsable de la custodia y del cuidado del patrimonio cultural y de la producción intelectual de Emilia Pardo Bazán y tiene su sede en la vivienda de la propia autora por decisión de su hija y heredera, Blanca Quiroga Pardo Bazán. «Alí está tamén a casa museo de Emilia Pardo Bazán, o seu arquivo e xa boa parte da súa biblioteca», defiende la académica Marilar Aleixandre, coordinadora de la programación con la que la RAG conmemorará el año que viene el centenario de la muerte de la autora de Los pazos de Ulloa y encargada de explicar este sábado algunos detalles de la solicitud de BIC para la biblioteca. Aleixandre argumenta que la reunificación de la colección personal de la escritora en la sede de la academia facilitaría la consulta por parte de los investigadores. Consultas, aseguró, que son muy frecuentes y llegan desde multitud de países.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Los libros de Pardo Bazán que aún están en Meirás quedarán protegidos la semana próxima