La prisión sacó a Rosario Porto del plan antisuicidios antes de que se ahorcara

Xurxo Melchor
xurxo melchor SANTIAGO / LA VOZ

GALICIA

XOÁN A. SOLER

La madre y asesina de Asunta ya había intentado quitarse la vida en Teixeiro y A Lama

25 nov 2020 . Actualizado a las 17:36 h.

Cuando el pasado mes de marzo Rosario Porto fue trasladada al penal de Brieva (Ávila), se le aplicó de inmediato el protocolo de prevención de suicidios, por lo que ingresó directamente en el módulo de enfermería y quedó a cargo de una presa sombra, una reclusa de confianza que ayuda en el proceso de adaptación. Sin embargo, a la madre y asesina —junto al padre, Alfonso Basterra— de su hija adoptiva Asunta le habían levantado esas cautelas, por lo que hacía vida normal antes de que este miércoles se quitase la vida ahorcándose con una tela que amarró a la ventana de su celda.

Los últimos en verla con vida fueron los funcionarios de prisiones que pasaron revista a las ocho de la mañana, cuando las presas tienen que levantarse. Sin embargo, no la encontraron en el comedor para el desayuno, por lo que fueron a buscarla a la celda y fue allí donde la encontraron ahorcada. Dieron aviso inmediato al 112 y los sanitarios intentaron reanimarla.

Instituciones Penitenciarias ha abierto una investigación para esclarecer los hechos, aunque en la celda que ocupaba Rosario Porto no ha aparecido ningún objeto sospechoso ni prohibido. Estaba todo recogido y, según las primeras informaciones, no había ninguna carta ni mensaje. La autopsia deberá ahora confirmar la causa del fallecimiento y descartar otras posibles causas distintas del suicidio, que es por ahora la principal tesis.