Dos visiones de la Ley Celáa: ¿Más equidad y excelencia o merma de calidad y desigualdad?

PSdeG y PPdeG confrontan sus visiones de la nueva norma de educación que este jueves llega al Congreso

El socialista Guillermo Meijón (izquierda) y el popular Ovidio Rodeiro (derecha)
El socialista Guillermo Meijón (izquierda) y el popular Ovidio Rodeiro (derecha)

La que que aspira a convertirse en la octava norma educativa desde la Transición, la Ley Orgánica de modificación de la LOE (Lomloe), también conocida como ley Celáa, llega este jueves al pleno del Congreso. Lo hace acumulando ya algunas cuestiones polémicas, algunas habituales como el tratamiento de la asignatura de Religión o la educación concertada, pero también abriendo más recientemente otros frentes como la cuestión del idioma o la recuperación de la asignatura de Ética. Así ven la norma y algunos de sus puntos más controvertidos el diputado socialista Guillermo Meijón, que la semana pasada se encargó de defender el proyecto de la ley en la comisión de educación del Congreso, y el portavoz de Educación del grupo popular en el Parlamento de Galicia, Ovidio Rodeiro.

¿Cómo valora globalmente la nueva norma?

Guillermo Meijón (PSdeG)

Es una ley con un alto grado de participación de la comunidad educativa, con un importante número de enmiendas, transacciones y acuerdos con el resto de fuerzas políticas y un texto que, sin duda, permitirá elevar la equidad y excelencia de nuestro sistema educativo. Una ley que responde al compromiso de derogación de la Lomce, una norma que contó con el rechazo de la abrumadora mayoría de las fuerzas políticas (tuvo once enmiendas a la totalidad) y de la comunidad educativa, que atacaba la igualdad de oportunidades y suponía un retroceso en la equidad y en la calidad de la educación

Hago mías las palabras de Alfredo Pérez Rubalcaba, «con la LOMCE se aprovechó la crisis para atacar la educación. Nosotros queremos utilizar la educación para atacar la crisis.

Ovidio Rodeiro (PPdeG)

Fundamentalmente es una norma que derivará en una merma de la calidad, de la equidad y de la igualdad de oportunidades, que reducirá la inclusión educativa sin atender debidamente la diversidad del alumnado. Y, lo que es peor, es una norma que se ha hecho de espaldas a las comunidades autónomas, sin negociación, y que ataca tanto a las propias realidades de cada comunidad como a los elementos vertebrales del conjunto de España. Da la impresión de que se está usando como moneda de cambio para negociaciones políticas, y que lo que menos importa es la educación y el futuro de los alumnos y alumnas. Siempre hemos dicho que la nueva ley educativa debía nacer de un pacto de Estado social y político por la educación, y ha sido precisamente el PSOE el que se ha desvinculado completamente de este pacto.

¿Cómo atiende la cuestión idiomática? ¿Supone algún cambio real eliminar la mención al castellano como lengua vehicular?

Guillermo Meijón (PSdeG)

La mención de lengua vehicular nunca estuvo presente en ninguna ley educativa hasta que la Lomce integró este calificativo. Lo que sí figuraba y sigue figurando también en la Lomloe, es el total respeto al marco constitucional de nuestro país, del que también forman parte los Estatutos de las distintas autonomías. Y ese respeto al marco constitucional queda asegurado también en la ley en cuanto señala expresamente que «el sistema educativo debe asegurar que al finalizar la educación básica todos los alumnos y alumnas tengan un dominio pleno en la lengua castellana, en las otras lenguas oficiales donde lo sean, y en, al menos, un idioma extranjero, deseablemente dos».

Además, y por primera vez, se indica que si se observaran carencias en el aprendizaje de alguna de las lenguas, castellana o autonómicas, se promoverán las medidas necesarias para compensar esa situación y conseguir que el alumnado al finalizar su escolaridad tenga un dominio pleno en ambas. Porque la ignorancia de las lenguas no es una opción. Y la utilización de un patrimonio cultural común como munición para el conflicto partidista es sumamente irresponsable. Ahí no nos encontrarán a os socialistas.

Ovidio Rodeiro PPdeG

La Lomloe pretende crear, en este sentido, un problema que en Galicia no existe. Los últimos resultados del informe PISA indican, de hecho, que Galicia es la comunidad autónoma con lengua propia en la que mayor porcentaje del alumnado (el 96%) tiene conocimiento de las dos lenguas. Desde Galicia invitamos al Gobierno central a sumarse a nuestro modelo lingüístico, que garantiza el conocimiento de las dos lenguas cooficiales, en lugar de crear confrontación donde no existe. Tenemos un modelo lingüístico de éxito y avalado por la sociedad. La Lomloe no va a mejorarlo, al contrario, sólo intenta abrir la espita en un asunto que no es, de ninguna manera, un problema dentro del sistema educativo, por el simple hecho de la necesidad del Gobierno de pagar un favor político.

¿Qué papel da la LOMLOE a la educación concertada?

Guillermo Meijón (PSdeG)

La Lomce respondía a una hoja de ruta perfectamente planificada que pretendía incrementar la escuela concertada en detrimento de la pública. La  ley de Wert, y su concepto de demanda social, buscaba amparar la entrega gratuita de terrenos públicos a centros privados y que el concierto tuviera que concederse de forma obligatoria, eliminando la necesaria planificación educativa que deben realizar las administraciones públicas para garantizar el derecho a la educación.

En cuanto a la libertad de elección de centro, debemos señalar que en este país siempre hubo libertad de elección de centro por parte de las familias. Eso sí, hay que establecer criterios para cuando a un centro desean asistir más alumnado que plazas con las que cuenta. Y los criterios de admisión deber ser semejantes en todos los centros sostenidos con fondos públicos, transparentes y no discriminatorios. No se puede aceptar el relato que algunos pretenden dar al derecho a elegir, pero que en la práctica se transforma en el derecho a seleccionar al alumnado por parte de los centros.

Además, la Lomloe impedirá el concierto a los centros que segreguen por sexos. Formar parte de la red de centros sostenidos con fondos públicos no es una opción obligatoria, pero pertenecer a ella implica formar parte de los valores defendidos en esta red. Entre ellos, la no segregación por razón de sexo, la igualdad y la no discriminación, así como la educación en la convivencia y el fomento de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Ovidio Rodeiro (PPdeG)

La Lomloe elimina el concepto de la demanda social. A efectos prácticos esto supone que mientras exista oferta de plazas en centros públicos no se puede incrementar la oferta de unidades en centros concertados, aunque exista demanda para ellos.

Asimismo, centra la creación de plazas públicas de 0-3 años en la pública, lo que va en detrimento de la concertada, incluso en las etapas posteriores: no es habitual matricular a un niño en un centro público hasta los 3 años y luego cambiarlo a la concertada. Es, por lo tanto, una medida perversa que, de forma indirecta, hace perder atractivo a los colegios concertados

Otras cuestiones como el límite a las cuotas voluntarias o la obligación de que haya un concejal en los Consejos Escolares de los centros concertados son también ataques directos a este tipo de educación. En definitiva, una reducción de la libertad de opción de las familias.

¿Se hace más fácil pasar de curso o titularse con la nueva norma?

Guillermo Meijón (PSdeG)

No existe ningún estudio científico riguroso que indique que la repetición sea un buen sistema para caminar hacia el éxito escolar. Sin embargo, sí existen numerosos estudios señalando lo contrario. España cuenta con unos niveles de repetición de curso y de abandono escolar muy por encima de cualquier país de nuestro entorno y los informes internacionales nos señalan una y otra vez la necesidad de romper con esta práctica. En la Lomloe la repetición de curso queda como el último y excepcional recurso si así se considera por el bien del alumno. La vía ordinaria será que el alumnado pase de curso acompañado de un plan personalizado que permita continuar la escolarización de forma satisfactoria, reforzando la orientación y la acción tutorial.

Por otra lado, la Lomloe habla de evaluación colegiada, esto es, que las decisiones de promoción y titulación en la ESO y Bachillerato se adoptan de manera colegiada, más allá de criterios únicamente cuantitativos y en base a las competencias adquiridas por el alumnado y sus posibilidades de continuar con éxito su proceso educativo.

Ovidio Rodeiro (PPdeG)

En general, la Lomloe apuesta por rebajar el nivel: optando, por ejemplo, por la diversificación curricular en lugar de por los programas de refuerzo y mejora del rendimiento, o por una EBAU en la que sólo se examine de los contenidos del segundo curso de Bachillerato. Para este mismo año el Ministerio ha aprobado el Real Decreto que consideramos del aprobado general, cuyas medidas no vamos a adoptar en Galicia, que abre la puerta a suprimir toda la cultura del esfuerzo que caracteriza el sistema educativo gallego y que reduce la igualdad de oportunidades. En resumen, los programas de apoyo (como el ARCO o los Contratos-programa que se desarrollan en Galicia) cuestan esfuerzo y recursos, pero con ellos se consiguen resultados. La Lomloe prefiere rebajar los estándares de exigencia y calidad para obtener más alumnos titulados, aunque estén peor preparados.

¿Qué supondrá la LOMLOE para la Educación Especial?

Guillermo Meijón (PSdeG)

En primer lugar hay desmontar la falacia de que esta ley pretende cerrar los centros de Educación Especial o vaciar de alumnado dichos centros. La Lomloe pretende que se incrementen progresivamente los recursos para que cualquier familia que así lo pretenda pueda escolarizar a sus hijos en un centro ordinario y tenga la garantía de que los centros van a disponer de los recursos humanos y materiales necesarios. Por cierto, en la Lomce, los padres quedaban al margen de la decisión sobre la escolarización de sus hijos, en la Lomloe es preceptivo que los profesionales que identifican y valoran las necesidades educativas del alumnado tengan que escuchar a los padres. En cuanto a los centros de educación especial, las administraciones educativas tendrán que seguir atendiendo a estos centros, no solo para que tengan escolarizado al alumnado que precisa de esa atención especializada, sino también para que desempeñen la función de centros de referencia y apoyo a los centros ordinarios.

Ovidio Rodeiro (PPdeG)

Galicia cuenta con el sistema educativo más inclusivo del Estado, con el 92,7% del alumnado con necesidades educativas especiales integrado en centros ordinarios. Este proceso se desarrolla, además, escuchando a las familias. Por lo tanto, en este sentido la Lomloe no está introduciendo nada que no se haga ya con normalidad en nuestra comunidad. En cualquier caso, hay que tener en el punto de mira el plan a diez años que propone la nueva ley para integrar al alumnado con necesidades educativas especiales en centros ordinarios. Si bien Galicia abandera esta política educativa, no puede hacerse a cualquier precio. Los centros de educación especial son indispensables y fundamentales, tanto como único centro o en escolarización combinada, para el alumnado con necesidades especiales. Conseguir una mayor inclusión no puede significar, en ningún caso, darles la espalda a estos centros.

No se consigna la recuperación de la asignatura de Ética en cuarto de ESO. ¿Cae el peso de la formación en Filosofía que se había prometido restablecer?

Guillermo Meijón (PSdeG)

La Filosofía, como es bien sabido, cayó de forma rotunda en la Lomce de Wert cuando eliminó la Historia de la Filosofía del Bachillerato y la Ética de 4º de la ESO. Con la Lomloe se recuperan las materias en Bachillerato, quedando de este modo Filosofía e Historia de la Filosofía. En cuanto a la ESO, se propone una materia de Valores Cívicos y Éticos, con contenidos que abarcan temas del área de la Filosofía y que parece lógico que se imparta en los últimos cursos de la secundaria, si bien, dado el número de materias y su distribución, es más probable que se imparta en 3º curso.

Ovidio Rodeiro (PPdeG)

El Gobierno gallego cumplió en el 2018 el mandato parlamentario de establecer la obligatoriedad para todos los centros escolares de ofertar la materia de Historia de la Filosofía para el alumnado que cursa 2º de Bachillerato. En el caso de la Ética, lo único que confirma la Lomloe es que el Gobierno central no es capaz ni siquiera de cumplir sus propios compromisos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Dos visiones de la Ley Celáa: ¿Más equidad y excelencia o merma de calidad y desigualdad?