«Recordaré el resto de mi vida el día que pude volver a dormir bajo techo»

Pablo Varela Varela
Pablo Varela OURENSE

GALICIA

Santi M. Amil

A sus 51 años, Miguel rehace su futuro en un piso habilitado por Cáritas en Ourense. Esta es la historia de una superación

16 nov 2020 . Actualizado a las 21:09 h.

Cada día, a las 8.30 horas, Miguel inicia su jornada laboral en una empresa del sector maderero situada a las afueras de la ciudad de Ourense. A sus 51 años, se veía alejado de todo. De la vida que anheló llevar, y también de un trabajo. «Ahora cogen a chavales», dice. Pero hace un mes, encontró su oportunidad, algo de luz en el camino para quien ya había creído perderlo.

Miguel lleva en el llamado Centro de Transición a la Vida Autónoma de Cáritas en la ciudad de As Burgas desde finales del año pasado, cuando abandonó la calle, a la que llegó tras una mala experiencia personal en su entorno próximo. No fue sencillo olvidarla, como tampoco dar portazo a las adicciones. «Un compañero y yo veníamos al comedor social a desayunar, comer y ducharnos. Pero sigues viviendo con estrés y miedos, porque en la calle hay personas difíciles. Cuando nos dijeron que había la posibilidad de entrar en el piso no nos lo creíamos», cuenta.

Cáritas ha habilitado el inmueble para que puedan convivir en su interior hasta diez personas a la vez. Desde que se puso en marcha, en el año 2017, por allí han pasado 43, y 36 de ellas han conseguido un empleo. A ojos de quien ya lo tiene, podría parecer algo normal, pero para quien se ha visto perdido para siempre es una gran victoria. «Recordaré toda mi vida el día que volví a dormir bajo un techo, porque la calle era lo único que me quedaba», dice Miguel. «Desde Cáritas Diocesana de Ourense se observa, desde hace años, una necesidad de atención a personas que están sin hogar ofreciéndoles un lugar de residencia con un acompañamiento especializado», dicen en la organización.