Los peajes bajarán un 0,11 %, aunque la AP-9 queda a expensas de que el Gobierno asuma sus subidas extras

El precio de recorrer el vial aumentó un 51,5 % en los últimos diez años, cuando el IPC creció en ese mismo tiempo solo un 12,7 %

Vistas de la AP a la altura del Gaiás, en Santiago
Vistas de la AP a la altura del Gaiás, en Santiago

vigo / la voz

La actualización del IPC realizada el viernes por el Instituto Nacional de Estadística pone en marcha la actualización de los precios de los peajes de las autopistas. Su variación se calcula con la variación del indice de precios entre octubre del año actual y el mismo mes del ejercicio precedente. Ese índice es corregido a mayores por la consecución o no de los niveles de tráfico esperados por cada concesionaria de las autopistas estatales.

El IPC interanual resultó en esta ocasión negativo, un -0,80 % según el propio INE. Pero ninguna autopista ha logrado en este año el nivel de tráfico que preveía a causa de las restricciones a la movilidad impuestas frente al coronavirus desde marzo.

A juicio de los especialistas consultados, esa circunstancia tirará hacia arriba del cálculo de actualización de las tarifas en hasta casi siete décimas, calculando que la media de bajada en todas las autopistas de la red estatal será de un 0,11 %.

Dicha minoración tendrá un efecto muy débil en los peajes de las autopistas, como ocurrió en el 2017 cuando la bajada fue del 0,37 % y significó un recorte de 15 céntimos en los viajes por la AP-9 entre Ferrol y Tui.

Pero el cálculo de las tarifas de la principal autopista de Galicia no dependen solo el próximo año de las actualizaciones del IPC y su corrección en función de los tráficos obtenidos. El 1 de enero Audasa subirá en un 1 % sus peajes atendiendo al real decreto que le autoriza a sumar cada ejercicio dicho porcentaje durante 20 años para recuperar la inversión de 232 millones desembolsada en la ampliación de la autopista en el puente de Rande y en la circunvalación de Santiago.

Tomando como parámetro la media estimada para el sector para el año que viene, el señalado -0,11 %, las tarifas de la autopista Ferrol-Tui subirán en el 2021 un 0,89 %. El Gobierno central ha reservado 3,4 millones de euros en el anteproyecto de los presupuestos del próximo año para pagar desde las arcas públicas ese incremento a Audasa y evitárselo a los usuarios de la infraestructura. Su aplicación depende de que el Ejecutivo de Pedro Sánchez logre que se aprueben de manera definitiva sus cuentas en las Cortes, presupuestos que incluyen otros 50 millones para poner las tarifas de la AP-9 al nivel de las de otros puntos de España, y 1,53 millones más para eliminar el peaje de Redondela, el más caro de la autopista.

Los peajes de la AP-9 solo han bajado en dos ocasiones en lo que va de siglo, menos de un punto en total, pero sus precios han pasado de los 14,65 euros que costa recorrer todo el vial en el 2010 a los 22,20 en la actualidad, una subida del 51,5 %, cuando el IPC creció en ese mismo tiempo solo un 12,7 %.

Portugal, por su parte, mantendrá invariables por segundo año consecutivo las tarifas de sus autopistas y autovías, al resultar su IPC también negativo y para el sector de un -0,17 %.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los peajes bajarán un 0,11 %, aunque la AP-9 queda a expensas de que el Gobierno asuma sus subidas extras