Audasa recibe peticiones por 44 millones de euros más de los que emite en obligaciones

Los inversores no perciben como riesgo la crisis del coronavirus y sus efectos en la movilidad


Vigo

La concesionaria de la AP-9 tendrá que prorratear la emisión de obligaciones que por 100 millones de euros lanzó el mes pasado, al haberse disparado la demanda de los inversores hasta 143,9 millones de euros, según ha comunicado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. Esta misma emisión de bonos había sido lanzada ya en febrero pasado, pero la crisis del coronavirus paralizó su suscripción. 

Audasa pretende obtener capital por esta vía para amortizar anticipada y parcialmente un préstamo bancario obtenido en diciembre del año pasado por valor de 400 millones de euros. La sociedad que explota la concesión de la principal autopista gallega declaró al término del último ejercicio completo un endeudamiento bruto de 1.065 millones de euros. Los bonos ahora lanzados vencerán en noviembre del 2024 y cuentan con un interés nominal del 1,60 %. 

La concesionaria califica de «amplia acogida» la obtenida con su emisión, con hasta 344 suscriptores que solicitaron más de 6.000 euros. La compañía prorrateará los bonos entre las peticiones recibidas. 

Audasa advierte a los futuros inversores de que entre los riesgos a los que se expone su negocio figura el de los derivados de la crisis sanitaria por el covid-19, dependiendo estos de los tratamientos y vacunas, las acciones que se impongan para contener el avance del virus y el impacto del mismo en la economía en general. A esa situación atribuye la concesionaria un descenso del 29,9 % en sus tráficos entre enero y septiembre de este año, lo que ha provocado una bajada del 27,5 % en sus ingresos, con 32,2 millones menos, según declara. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Audasa recibe peticiones por 44 millones de euros más de los que emite en obligaciones