La UDEF acusa a Gonzalo Boye de lavar 889.470 euros de su excliente Miñanco

Cree que el abogado habría creado letras falsas para avalar dinero del narcotráfico


Vigo / la voz

El abogado Gonzalo Boye asistió hace un año al registro policial de su vivienda en Madrid. Nada que ver con asuntos protagonizados por sus clientes Carlos Puigdemont, Joaquim Torra o Marcial Dorado; sí con Sito Miñanco, al que dejó de representar poco antes de trascender que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional y el Juzgado Central número 3 de la Audiencia Nacional acusan a Boye de blanquear 889.470 euros ganados por Miñanco ejerciendo de narco.

La cantidad fue decomisada por el Servicio de Vigilancia Aduanera, en maletas y bolsos de viaje, a cinco ciudadanos colombianos que pretendían volar a su país desde el Aeropuerto de Madrid-Barajas Adolfo Suárez. Era febrero del 2017, ya en marzo del 2018 explotó la operación Mito, también de la Policía Nacional, contra la última organización atribuida al gran narco de Cambados. Se supo entonces que los cinco colombianos trabajarían para Miñanco enviando dinero a su país. Boye, aún como abogado de Miñanco y de otros implicados relevantes, presentó documentación financiera para avalar el origen de semejante suma.

Lo siguiente, ya en julio del 2019, fue lo manifestado por un colombiano implicado que solicitó matizar su primera declaración. Aseguró que seguía indicaciones, a través de los «abogados de la organización» de Miñanco, para justificar un origen lícito del dinero ilícito. Añadió que lo blanquearían fingiendo el plan de Boye, consistente en el pago de letras creadas con documentación falsa. Esa fue la mecha de una investigación que, desde el registró de la casa de Boye ya en octubre del 2019, se mantuvo secreta hasta ahora.

Los informes de la UDEF -a los que ha tenido acceso La Voz- constatan, de entrada, que ningún colombiano tiene rentas superiores a los 6.000 euros anuales. Algunos, incluso, cobraron el paro. De ahí que no se pueda explicar el origen de la fortuna se relate «cómo se intenta justificar el origen del dinero mediante la presentación de contratos de compraventa privados de letras cambiarias que tienen origen en escrituras de préstamo».

A mayores: «Todos los contratos privados de compraventa tienen un formato idéntico, cambiando el nombre de los intervinientes y la letra o letras de las que se trate»; y «todos los pagos que se realizan son en efectivo, lo que impide determinar el origen». El hecho de que compradores y vendedores de letras sean siempre los mismos, y que algunos ni cobren, «anula cualquier lógica comercial». A mayores, parte de la documentación utilizada figura en otra operación financiera, lo que afianza la tesis policial de fraude. Igual que las conversaciones interceptadas al cabecilla de los colombianos, que constatan su relación con la mano derecha de Sito Miñanco, Enrique García Arango, también colombiano, y el método de blanqueo.

Boye, tranquilo

El abogado imputado, a pesar de todo, confesaba ayer a La Voz sentirse tranquilo: «Mis abogados están revisando la causa y habrá tiempo de demostrar, con documentación, que todo es correcto. Hace falta tiempo, pero se hará. Al final será eso: la documentación contra la palabra de este señor que me incrimina».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La UDEF acusa a Gonzalo Boye de lavar 889.470 euros de su excliente Miñanco