Policía en Lugo y héroe en Bilbao

El agente apresó en la capital vasca a un ladrón que acababa de dar un tirón

El policía lucense (en la foto en Lugo) se desplazó a Bilbao para testificar en un juicio
El policía lucense (en la foto en Lugo) se desplazó a Bilbao para testificar en un juicio

Lugo / La Voz

Un policía nunca duerme. Ni siquiera en su día libre y a 500 kilómetros de su ciudad. Y si no que se lo pregunten a José Manuel Pereiro Pérez, un agente de la Policía Nacional destinado en Lugo desde hace años, que el pasado día 14 se hallaba en Bilbao para testificar en un juicio. A las doce del mediodía estaba relajado delante del hotel, esperando a un amigo para emprender un tranquilo viaje de vuelta a Lugo. De repente, vio a tres hombres corriendo a toda velocidad por una calle colateral y escuchó voces que gritaban «ladrones, ladrones». Sin pensárselo dos veces, salió corriendo detrás del que tenía más cerca, y lo atrapó en la calle en plena carrera, como en las películas.

Lo placó, como dicen los policías en su argot, y en pocos segundos el fugitivo estaba en el suelo, inmovilizado y retenido. En breve llegaron varias patrullas de las policías local y autonómica, alertadas por el griterío. Identificaron al ladrón, un ciudadano marroquí al que le encontraron una cartera con 600 euros, lo que provocó su inmediata detención. El dispositivo policial siguió la pista de los otros dos, que también acabaron engrilletados.

Mientras los cacos iban cayendo, se personó en la recepción del hotel la mujer de avanzada edad a la que le habían arrancado el bolso por el método del tirón. Con lágrimas en los ojos, le dijo al agente lucense que vestía de paisano: «Gracias, gracias, muchas gracias, para mí esto es mucho dinero». La víctima reconoció el bolso con los 600 euros que llevaba dentro, y José Manuel Pereiro se volvió a Lugo más que feliz. «El agradecimiento de la mujer, con lágrimas de emoción en los ojos, es mucho más gratificante que cualquier reconocimiento profesional», dice el policía de Lugo. Y añade: «Tenemos la obligación legal de actuar siempre y en cualquier tiempo y lugar, nos hallemos o no de servicio. Pero yo creo también que en los tiempos que corren, hay una obligación moral de ayudar. Y si con un pequeño gesto como este logras que una persona vulnerable se sienta amparada, nuestra satisfacción es doble».

Los tres ladrones fueron detenidos y es probable que si el asunto deriva en un juicio el agente lucense tenga que volver de nuevo a Bilbao como testigo.

Mientras tanto, Pereiro seguirá en Lugo, en la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM), que atiende casos de violencia machista. Esta unidad ha salido con éxito de operaciones difíciles, como el asesinato de la joven Tatiana, que apareció apuñalada en Lugo dentro su coche. Tras una compleja investigación, su novio senegalés cumple ahora 27 años de cárcel.

Pero la mayoría de los operativos de ese equipo no salen a la luz, «porque así protegemos las vidas», concluye José Manuel Pereiro, policía en Lugo y héroe en Bilbao.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Policía en Lugo y héroe en Bilbao