La crispación política triplica en un año los delitos de odio por ideología en Galicia

Es la tercera comunidad con menor incidencia por racismo

Incidentes tras el mitin de Vox en A Coruña el pasado mes de julio
Incidentes tras el mitin de Vox en A Coruña el pasado mes de julio

redacción / la voz

La campaña de Vox en las pasadas elecciones gallegas comenzó con un acto en Xinzo de Limia con más manifestantes que simpatizantes. Al concello ourensano se había desplazado desde Madrid uno de los dirigentes de la formación, Javier Ortega Smith, que aprovechó la presencia de banderas independentistas distanciadas a varios metros del mitin para cargar contra Castelao por «racista» y «xenófobo». Fue el inicio de una gira por la comunidad que dejó en varias ocasiones la misma imagen: insultos desde el atril, contestados de la misma forma por los grupos que trataban de boicotear los actos.

A expensas de conocerse los datos de este año, en el 2019 se detuvo en Galicia a seis personas por delitos de odio relacionados con la ideología y se denunciaron 34 casos. Son el triple de infracciones penales que el año anterior, y la causa podría apuntar hacia la crispación política. David Fernández, policía nacional con siete años de experiencia en la investigación de este tipo de delitos, afirma que «todo viene por la irrupción de Vox y los incidentes que hay en la campaña». «Cada vez que había mesa con información electoral o de campaña preelectoral, había organizaciones afines al independentismo que saboteaban o reventaban actos», explica Fernández, que recuerda también el ataque a la sede de Ciudadanos en Santiago el año pasado. En la misma ciudad, el policía expone el caso del exalcalde de Compostela Aberta, Martiño Noriega, presentándose dos veces en comisaría para denunciar delitos de odio desde grupos de extrema derecha.

Según explica el Ministerio del Interior, los delitos de odio por ideología se refieren a cualquier hecho en el que exista «un móvil de odio o discriminación» hacia la víctima por su concepción de la política o del sistema social, económico y cultural. Las infracciones penales de este tipo en Galicia suponen el 5,5 % del total nacional. En todo el país se recogieron 615 denuncias durante el 2019. Cuatro de cada diez delitos se registraron en Cataluña, donde el inestable clima político sitúa a la comunidad como la de mayor número de infracciones. Madrid, en segunda posición, presenta cuatro veces menos incidentes de este tipo.

El abogado Antonio Vázquez, con bufete en A Coruña, argumenta que este tipo de delitos «suelen permanecer en el círculo de la víctima y el culpable». «Cuando es por un tema político, en muchas ocasiones se queda en el ámbito más privado», apunta. En cuanto a las infracciones relacionadas con el racismo, Vázquez advierte de que entran otros «subgéneros del odio, como motivos sexuales, de género o políticos».

Más delitos de odio que nunca

Interior lleva desde el 2013 proporcionando datos sobre los delitos de odio cometidos en el país. La estadística engorda cada año y, en el 2019, se alcanzó la cifra más alta: 1.706 hechos, un 7 % más que en el 2018, de los cuales 108 hechos son infracciones administrativas. En Galicia fueron 76, disparándose en un 80 % respecto al año anterior.

Tras los delitos de odio por ideología, la segunda tipología más común es el racismo o xenofobia. En la comunidad gallega hubo 18 hechos conocidos de este tipo en el 2019, uno menos que el año anterior, pero el doble que en el 2017. La cifra dista de las 112 denuncias en Madrid o las 119 de Cataluña, si bien son comunidades con mayor población. Poniendo las cifras en relación con los residentes, Galicia es la tercera comunidad autónoma con menor índice de denuncias por cada 100.000 habitantes relacionadas con el racismo, por detrás de Castilla-La Mancha, Extremadura y Murcia. El País Vasco destaca como la de mayor incidencia, con 2,4 infracciones por cada 100.000 personas.

El informe de Interior sobre la evolución de los delitos de odio en España en el 2019 liga el aumento de casos a la implementación del Plan de Acción de lucha contra los delitos de odio del Ministerio, aprobado en enero del 2019. El programa trata de formar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en todos los ámbitos relacionados con los delitos de odio. También reconocen la «estrecha colaboración con organizaciones de la sociedad civil» para fomentar la sensibilización y necesidad de denunciar.

«La gente está más concienciada y, tanto en la Policía Nacional como en la Guardia Civil, hay más profesionales especializados en delitos de odio», asevera Fernández que demanda en Galicia un mayor esfuerzo para resolver el problema sobre la tasa de reposición y aportar más medios técnicos y personal en las unidades de información.

El abogado Antonio Vázquez, sin embargo, avisa de que «muchas personas no denuncian por desconocimiento» del código penal, y recuerda que «el testimonio de la víctima puede ser suficiente para destruir la presunción de inocencia del acusado».

Perfil de los investigados

De los 590 investigados en España por delitos de odio, la gran mayoría fueron hombres. Solo 100 mujeres fueron investigadas o detenidas frente a 490 varones. La tipología principal de las infracciones entre los hombres son el racismo (150) e ideología (143). Por edades, casi la mitad eran menores de 25, (236 detenciones o investigados).

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La crispación política triplica en un año los delitos de odio por ideología en Galicia