El covid desinfla la Navidad en Vigo al suprimirse los atractivos que causaban aglomeraciones

Suspendidas la noria gigante, el mercadillo, las atracciones infantiles, el belén y el poblado. Solo se mantienen las luces

Desde septiembre ya hay luces navideñas instaladas en varias zonas de Vigo
Desde septiembre ya hay luces navideñas instaladas en varias zonas de Vigo

Vigo / La Voz

El coronavirus vacía la programación de la Navidad en Vigo. Las próximas fiestas no tendrán nada que ver con las del año pasado. La última decisión del gobierno municipal ha sido la de suprimir la noria gigante, las atracciones infantiles y el mercadillo gastronómico de la plaza de la Alameda. Ninguna empresa se presentó al concurso para su licitación. Nadie se arriesga a costear el montaje sin la garantía de poder recuperar la inversión. El gobierno local ha decidido que no va a volver a convocar el concurso. Las atracciones que el año pasado congregaron a decenas de miles de personas en cuatro calles del centro urbano no estarán presentes en la próxima temporada navideña. El Concello ya suspendió la semana pasada todas las actividades que no fueran al aire libre. Se cayeron del cartel el montaje del belén y del poblado navideño, que tenían lugar en espacios cubiertos.

Lo único que se podrá disfrutar de las Navidades de Vigo serán sus famosas luces. Los nueve millones de lámparas led, con atractivos como el árbol, la bola gigante y la caja de regalo, volverán a brillar desde mediados de noviembre. Se trata de un contrato bienal. El Concello ya había comprometido el gasto antes de que llegara la pandemia. En cualquier caso, no estaba dispuesto a renunciar a llenar de colorido las calles de la ciudad. Como mínimo, que los ciudadanos las vean por la ventana, si llegara a producirse un nuevo confinamiento.

El alcalde, Abel Caballero, justificó ayer que todas las ciudades tendrán luces de Navidad. La empresa cordobesa Ximénez lleva instalándolas en Vigo desde finales de agosto. Cuando los ciudadanos salgan a las calles del centro para disfrutarlas tendrán que hacerlo de manera ordenada para evitar aglomeraciones. El Ayuntamiento trabaja ya en la colocación de cámaras en las avenidas más céntricas para poder controlar los aforos. Los peatones se encontrarán con semáforos en la entrada de las calles donde se encuentran los principales atractivos, y será la Policía Local la que vigilará para que no accedan si ya se ha alcanzado el aforo máximo que permita una distancia de seguridad de más de dos metros.

Del mismo modo, la cabalgata de Reyes también será distinta para prevenir la expansión del virus. Los Reyes Magos ya no desfilarán por las calles ante la mirada atónita de miles de niños como hacían siempre. Esta vez permanecerán quietos en una calle ancha de la ciudad y serán las familias las que desfilen en torno a ellos guardando las distancias de seguridad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El covid desinfla la Navidad en Vigo al suprimirse los atractivos que causaban aglomeraciones