Médicos de familia gallegos dicen que no faltan facultativos, sino previsión y buenas condiciones laborales

El sindicato CESM Galicia pide al personal sanitario que se sume a la protesta contra la contratación de médicos sin especialización mir

Acto de despedida de los mir del Chuac el pasado mes de mayo
Acto de despedida de los mir del Chuac el pasado mes de mayo

La junta directiva de la Agamfec, asociación que agrupa a más de un millar de médicos de familia de Galicia, ha emitido un comunicado relativo a la huelga convocada para este próximo martes a nivel nacional en protesta por el real decreto gubernamental que permite la contratación de médicos que no se han formado en ninguna especialidad vía mir. La asociación solicita a cada profesional que asuma «a responsabilidade e a decisión axeitada» sobre si sumarse o no al paro, pero sí señala que apoya los motivos de la convocatoria. 

Desde la Agamfec consideran que poder contratar a profesionales médicos extracomunitarios y sin especialidad, así como la posibilidad de que especialistas en otras áreas puedan ejercer la especialidad de medicina de familia es un «torpedo na liña de flotación» del sistema mir (el sistema de especialización médica español) que califican de «buque insignia» de la sanidad española y del que, aseguran, es «admirado e copiado internacionalmente».

Para la asociación, la supuesta falta de médicos para cubrir las necesidades del sistema sanitario español es una excusa, fruto de la falta de previsión y de una política de recursos humanos «nefasta». «Non é certo que non haxa médicos. Nos últimos dez anos formáronse en España 19.000 médicos de familia, pero ante os contratos basura e a precariedade fuxiron buscando mellores condiciones laborais noutros países», señalan en su comunicado, en el que aventuran que si se ofertasen condiciones laborales similares a las de esos países, muchos facultativos emigrados retornarían.

La Agamfec considera que la contratación de médicos sin especialidad es «lesiva» para los profesionales y para los ciudadanos, e incide en que en plena pandemia «non semella prudente baixar a calidade e excelencia dos profesionais sanitarios», por lo que muestra su apoyo a los motivos de la huelga. Con todo, el presidente de la asociación, Jesús Sueiro, ha reconocido que la situación ahora mismo es «un poco delicada para convocar», y ha puesto en duda la oportunidad de llevar a cabo los paros previstos en el contexto actual de pandemia, pese a los «motivos infinitos» para respaldarla.

Llamada a la participación

Por otro lado, los representantes de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM) en Galicia han hecho este domingo un llamamiento a los médicos y otros licenciados sanitarios del Sistema Nacional de Salud (SNS) para que se sumen a su convocatoria de huelga para el martes 27. Se trata de una huelga nacional indefinida con un paro diario que tendrá lugar el último martes de cada mes que no sea festivo

«Las reivindicaciones vienen de lejos», ha apuntado el presidente de CESM Galicia, Ramón Barreiro, para quien el polémico real decreto viene a agravar la situación al permitir contratar a profesionales «que no han tenido formación vía mir, con titulaciones que no están a la altura de los estándares». Por ello, ha insistido en pedir la retirada de la norma para poder ofrecer una atención sanitaria profesional «de primera calidad y que siempre esté en manos de profesionales con titulaciones homologadas».

Barreiro también ha reclamado que se incrementen las plazas de formación mir y que se recuperen «todos los recortes» sufridos desde el 2010 y provocados por «una insuficiencia financiera y graves defectos de planificación y gestión», especialmente en lo que toca a la previsión de las necesidades de profesionales del sistema sanitario. Además, ha incidido en que la política de personal del SNS «ha abusado en exceso de la temporalidad» lo que ha llevado a «una precariedad laboral inaceptable» que lastra la calidad asistencial y dificulta la fidelización de los profesionales.

Desde el sindicato O'Mega, su secretario general, Manuel Rodríguez Piñeiro, ha mostrado su apoyo a la convocatoria realizada por CESM contra el real decreto, y ha puntualizado que su organización no puede secundar la convocatoria porque ha recurrido a la vía judicial, interponiendo una demanda contra el citado decreto, que califica de «ilegal y antitodo».

Centros de salud desbordados

El doctor Rodríguez Piñeiro ha recordado que los centros de salud gallegos están «desbordados y saturados». Además, ha lamentado que «la población quiere una atención (presencial) que no les pueden dar, por desgracia», y que sería la más adecuada. «El ojo clínico ayuda mucho a diagnosticar y ver; por teléfono es muy difícil, pero la situación no permite otra cosa», ha sentenciado.

Sobre la situación de los centros de salud de la comunidad, el portavoz de la Agamfec Jesús Sueiro también ha criticado la falta de recursos, «no solo de médicos». Ha reivindicado la necesidad de «personal administrativo de perfil clínico» para hacer «una buena clasificación» de pacientes y eliminar burocracia a los médicos, con el fin de que tengan «capacidad para discriminar».También ha reclamado que se «potencie el trabajo de enfermería». Y ha alertado de que la situación de la plantilla de médicos empeorará «por lo que se viene encima de bajas y jubilaciones» que, advierte, «no se van a poder cubrir por falta de previsión».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Médicos de familia gallegos dicen que no faltan facultativos, sino previsión y buenas condiciones laborales