¿Quién fue el último que vio al doctor Cuadrado?

La policía busca testigos que se hubiesen cruzado con el médico aquella tarde de diciembre de 1990 en el barrio coruñés de Riazor

El doctor Cuadrado y su familia vivían en el edificio de la izquierda, muy cerca del estadio de Riazor
El doctor Cuadrado y su familia vivían en el edificio de la izquierda, muy cerca del estadio de Riazor

Redacción / La Voz

Alguien tuvo que ver al doctor Cuadrado aquel 29 de diciembre de 1990 en el tiempo que transcurrió desde que salió de su casa de A Coruña, en la calle Almirante Cadarso (junto al estadio de Riazor), hasta que se le perdió la pista y no se volvió a saber nada más de él. Alguien, además de las tres personas que oficialmente constan como las únicas que vieron aquella tarde a Fernando Cuadrado Conejo, de 49 años, de baja estatura (1,62), de pelo corto y ondulado, y que llevaba puesta una cazadora de cuero. Lo vio el dueño del bar que había en los bajos del domicilio del médico. Asegura que fue sobre las ocho y media, dos horas después de que saliese de casa. Sobre esa hora, también dijeron haberlo visto un hombre y una mujer, que salían del edificio de Almirante Cadarso después de visitar a un familiar. Este matrimonio ha fallecido, por lo que no ha podido completarse la declaración que la pareja hizo en su día ante la policía.

VARÓN, 79 AÑOS. Mide 1,62, complexión normal, pelo ondulado, nariz fuerte y ojos claros. Son los datos lanzados por la Policía Nacional para buscar en todo el mundo al doctor Fernando Cuadrado Conejo, desaparecido en A Coruña hace 30 años. La ficha muestra la imagen de 1990 y su posible apariencia actual
VARÓN, 79 AÑOS. Mide 1,62, complexión normal, pelo ondulado, nariz fuerte y ojos claros. Son los datos lanzados por la Policía Nacional para buscar en todo el mundo al doctor Fernando Cuadrado Conejo, desaparecido en A Coruña hace 30 años. La ficha muestra la imagen de 1990 y su posible apariencia actual

¿Es posible que nadie más lo haya visto aquella tarde de sábado? ¿Que nadie se haya cruzado con él en el ya entonces poblado barrio de Riazor? La familia y los investigadores están convencidos de que tiene que haber alguna persona más que haya visto al médico en la calle aquella tarde. Salió de su casa, sobre las seis y media, para dirigirse a un supermercado situado a unos doscientos metros, por lo que tendría que atravesar varias calles de un entorno en el que el médico era relativamente conocido por su trabajo en el hospital más grande de A Coruña y porque había dado charlas en la ciudad como miembro de la asociación Provida. Pero es probable que finalmente no hubiese hecho ese recorrido, ya que las investigaciones policiales de aquel momento confirmaron que Cuadrado no llegó a entrar en el supermercado.

¿Qué hizo entonces en esas dos horas que transcurrieron desde que salió de casa hasta que fue visto por el dueño del bar, como si regresase al domicilio? Esa es la gran cuestión que intentan resolver los investigadores de la UDEV de la Policía Nacional de A Coruña, que reabrieron el caso de la desaparición del doctor Cuadrado. Las diligencias 46/91 habían sido archivadas provisionalmente en marzo de 1991 por el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de A Coruña ante la falta de novedades en la investigación.

Ahora, treinta años después, la policía y la familia piden ayuda a los ciudadanos que puedan saber algo de lo ocurrido aquel día. A los vecinos de Riazor que hubiesen visto al médico o que se hubiesen cruzado con él y que, en su momento, se guardasen lo que sabían. La Policía Nacional ha establecido el 981 166 328, operativo las 24 horas, para recibir cualquier información sobre el caso.

La hija del doctor Cuadrado: «No es fácil vivir con la incertidumbre de no saber qué le pasó a tu padre»

José Manuel Pan
La hija del doctor Cuadrado, desaparecido en 1990, muestra una foto de su padre, con 49 años, junto a otra de cómo sería ahora, con 79
La hija del doctor Cuadrado, desaparecido en 1990, muestra una foto de su padre, con 49 años, junto a otra de cómo sería ahora, con 79

La familia del médico, desaparecido hace treinta años en A Coruña, sigue buscándolo: «Nunca perdimos la esperanza»

Carmen Cuadrado tenía 5 años el 29 de diciembre de 1990 cuando su padre, Fernando Cuadrado Conejo, un conocido médico de A Coruña, desapareció sin dejar ningún rastro. Han pasado treinta años y nada se sabe de lo que ocurrió aquel sábado de Navidad. El doctor Cuadrado, que tenía 49 años, salió de casa con una bolsa de carne para que se la cortaran en un supermercado cercano a su domicilio. Esa noche tenía invitados a una cena familiar en su piso de la calle Almirante Cadarso, próximo al estadio de Riazor. Pero no regresó nunca. La Policía Nacional ha reabierto el caso para intentar saber qué pasó con el médico, jefe de rehabilitación del hospital Juan Canalejo, y así cerrar la herida que su familia tiene abierta desde entonces. «Nunca perdimos la esperanza de saber qué pasó con nuestro padre», asegura Carmen, la hija mayor de Fernando Cuadrado. Es la primera vez que habla en público de su padre, de sus recuerdos y del dolor de su madre y de sus dos hermanos durante todo ese tiempo en el que nunca han dejado de buscar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

¿Quién fue el último que vio al doctor Cuadrado?