Audasa pide cobrar en peajes extra y pagos del Estado los 374 millones de gastos en la AP-9, incluido el abono de la sentencia de Rande

El Gobierno asegura que no prevé abordar con la Xunta nada sobre la autopista

El puente de Rande, prácticamente sin tráfico.
El puente de Rande, prácticamente sin tráfico.

vigo / la voz

Audasa, concesionaria de la autopista AP-9, eleva a 374 millones de euros la cantidad que reclama le sea pagada a través de subidas extra en los precios de los peajes en su mayoría, así como desde las arcas del Estado en un porcentaje menor. Dicha factura figura en una nueva emisión de obligaciones que por valor de 100 millones de euros presentó ayer la gestora de la principal autopista gallega.

Las cantidades exigidas por Audasa salen de cuatro conceptos diferentes y son defendidas con el criterio de que cualquier exigencia o novedad que conlleve un gasto y no esté recogida en el contrato de concesión (de 1973), tendrá que ser reembolsada a la empresa para no alterar su equilibrio económico-financiero.

El folleto de emisión de las obligaciones explica a los posibles inversores que el importe de las obras de ampliación de la autopista en Rande y Santiago le será reembolsado a costa de una subida extra de peajes del 1 % durante 20 años, plazos que avisa se pueden modificar en función de la recaudación y la evolución del IPC. Esa cuenta asciende a 228,1 millones de euros más IVA, según su último balance. A ellos la empresa suma 9,2 millones más por gastos en amortizaciones de los nuevos carriles. Añade a esa misma cuenta a costa de subidas extra de peajes los importes que han dejado de pagar desde el 2013 los conductores por la gratuidad en el viaje de vuelta en el eje Vigo-Pontevedra, resultando al final una suma de 324,6 millones de euros, con intereses incluidos.

Otras obras que aún no se han realizado se apuntan también como reclamación al Ministerio de Transportes por Audasa. Se trata de los 28 millones de euros que calcula le costará adaptar los túneles de la autopista a la última normativa de seguridad.

Sentencia gratuita

Otra partida de 12,3 millones de euros en el debe es fruto de la sentencia que anula el sistema adoptado por el Gobierno anterior para computar el peaje en la sombra que el Estado debe de pagar para compensar a Audasa por los coches que transitan sin abonar peajes en Rande y A Barcala. La sentencia está recurrida por la Administración central. Y aún otro importe más y por determinar, indica Audasa, que se ha comprometido a pagarle el Ministerio de Transportes si se mantiene el fallo que condena a la concesionaria a devolver el importe de los peajes considerados cobrados de manera abusiva cuando se produjeron hasta 81 retenciones a causa de las obras de ampliación que se llevaron a cabo en Rande.

Sin movimientos desde el Gobierno

No hay ni habrá a corto plazo respuesta positiva a la petición hecha por la Consellería de Infraestruturas en diciembre del año pasado para abordar con el Ministerio de Transportes una fórmula que evite a los usuarios de la AP-9 veinte años de subidas extra en los precios de los peajes. En una respuesta remitida por el Gobierno a los senadores del PP Elena Muñoz y Jesús Vázquez, se despacha en menos de dos líneas la negativa a dicha reunión, indicando que «actualmente no hay ninguna previsión al respecto».

Y no se contempla esa posibilidad pese a que la pendiente transferencia de la titularidad de la AP-9 sigue sin resolverse, y que en tan solo dos meses y medio los peajes de la autopista volverán a subir por cuarto año consecutivo más que el resto de los viales de pago del Estado.

Antes de que se llevase a cabo la última triple subida del 1 de enero pasado, la conselleira de Infraestruturas, Ethel Vázquez, envió una carta al ministerio planteando un plan para evitar que sean todos los usuarios de la AP-9 los que tengan que hacerse cargo del coste de las obras de ampliación del vial de Rande y Santiago. La propuesta del Ejecutivo gallego aludía a la posibilidad de que la Administración central asumiese el pago de las obras en cinco anualidades, librando así a los conductores de un alza en los precios de los peajes que no tendrá parangón en el resto de las concesiones. Pero no ha habido respuesta, según señala la Xunta.

El Gobierno prometió al BNG transferir la AP-9 a Galicia y eliminar los peajes para los usuarios frecuentes de la autopista, pero desde diciembre del 2019 nada su ha vuelto a saber de ese compromiso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Audasa pide cobrar en peajes extra y pagos del Estado los 374 millones de gastos en la AP-9, incluido el abono de la sentencia de Rande