La policía aérea de la Guardia Civil: «Los drones no son juguetes»

Los equipos Pegaso de la Guardia Civil vigilan el espacio aéreo gallego. Solo en el entorno de Alvedro y Lavacolla detectaron 150 vuelos ilegales en un mes

Agentes del equipo Pegaso de la Guardia Civil examinan un dron en el aeropuerto de Alvedro
Agentes del equipo Pegaso de la Guardia Civil examinan un dron en el aeropuerto de Alvedro

Redacción / La Voz

«La gente cree que puede hacer volar un dron donde quiera, y eso no es cierto. Son aeronaves y tienen unas reglas muy estrictas, y no pueden volar por cualquier sitio». Lo explica uno de los agentes de los equipos Pegaso que la Guardia Civil tiene desplegados en cada provincia desde principios de año. Este guardia civil pertenece al Pegaso de A Coruña, que tiene su base en el cuartel de Culleredo y que tiene a su cargo un extenso espacio aéreo que incluye el ámbito de los tres grandes aeropuertos de Galicia: Lavacolla y Peinador.

Gracias por leer La Voz

Suscríbete al periodismo sin límites hecho en Galicia

WEB+APP
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
VERSIÓN PDF
Accede a la réplica del periódico en PDF, a todas las ventajas de la suscripción WEB+APP y a la hemeroteca de La Voz desde 1882

La policía aérea de la Guardia Civil: «Los drones no son juguetes»