Ocho años de guerra a la velutina

Trampas, explosivos, descargas eléctricas y hasta fusiles intentan mermar una especie invasora que daña las colmenas y genera alarma en la población

El experto Lolo Andrade muestra el maletero de su coche, lleno de útiles para luchar contra la velutina
El experto Lolo Andrade muestra el maletero de su coche, lleno de útiles para luchar contra la velutina

A Coruña / La Voz

En octubre del 2012, la Asociación Galega de Apicultura (AGA) organizó en Castro de Rei unas jornadas sobre la avispa velutina, a la que se refería como «un insecto que acaba de llegar a Galicia». Fue precisamente el gremio de los apicultores el primero en alertar de la presencia y el daño que generaba esta especie invasora, que había arribado a Francia en el 2006 adherida al casco de un barco desde China. En aquellas jornadas de octubre se impartieron también los primeros consejos para diseñar trampas domésticas con botellas de plástico cortadas por la mitad, a las que los insectos acceden por una entrada en forma de embudo atraídas por un líquido atrayente en el que mueren ahogadas. Las trampillas se multiplicaban al mismo ritmo que los nidos, grandes pelotas marrones que comenzaron a colonizar árboles y cornisas, a veces de edificios, a veces de colegios, generando un estado de alarma que, poco a poco, la sociedad gallega ha ido amortiguando.

Gracias por leer La Voz de Galicia

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Accede a todas las noticias de la web y la app, lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y consulta la hemeroteca
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Ocho años de guerra a la velutina