El PSOE solo arranca a Renfe la restitución de un servicio a Madrid

Prometen una asistencia temporal en las estaciones sin venta de billetes

Imagen de archivo del tren Avant en Ourense
Imagen de archivo del tren Avant en Ourense

ourense / la voz

El presidente de Renfe, Isaías Táboas, recibió este miércoles en Madrid a una delegación del PSOE de Ourense. Los socialistas solicitaron la reunión para reclamar, entre otras cosas, la restitución de los servicios ferroviarios suprimidos por el coronavirus. Sin embargo, volvieron a la capital ourensana con el único compromiso de la puesta en marcha de un servicio a primera hora de la mañana para conectar Galicia con Madrid.

Servirá para sustituir al tren de las 6.45 horas que unía Santiago de Compostela con la capital del Estado y que fue eliminado. Según anuncian los socialistas, la alternativa prometida por Renfe será un Alvia que saldrá de Pontevedra y pasará por Ourense. Entrará en servicio en cuanto empiece a funcionar el nuevo tramo de la línea de alta velocidad entre Zamora y Pedralba, pendiente de la autorización definitiva. Antes de la pandemia había seis frecuencias por sentido con Madrid. En la actualidad son tres, a las que habría que sumar la anunciada por Renfe.

Otra de las reivindicaciones de los socialistas ourensanos era la rebaja de los precios del Avant que une Ourense con Santiago y A Coruña. El comunicado difundido por el PSOE tras la reunión con Isaías Táboas precisa que Renfe informó que esa conexión «conta na actualidade cunha das maiores taxas de reposición de servizos de todo o Estado, acadando un 86 % da oferta que existía con anterioridade ao estado de alarma, a pesar de que o aproveitamento neste momento é moi inferior á situación anterior á pandemia. Neste momento o aproveitamento é do 26 % fronte ao 43 % anterior a marzo de 2020». Sobre este asunto, el presidente de la compañía mostró su comprensión con las quejas, pero les dijo que quien debe responder es el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. El PSOE se las trasladará, por lo tanto, a su titular, José Luis Ábalos.

Finalmente, en la agenda de los socialistas ourensanos estaba también la búsqueda de soluciones para la venta de billetes en las estaciones donde se ha suspendido ese servicio presencial para sustituirlo por máquinas. Según aseguran, el presidente de Renfe se comprometió a dotar a las terminales afectadas de personal de asistencia. Esos trabajadores ayudarán a los usuarios a utilizar las máquinas. Será, en todo caso, una solución temporal, por lo que finalmente esas estaciones -en Ourense están afectadas las de Ribadavia, O Barco, A Rúa y O Carballiño- se quedarán sin el servicio.

Al encuentro con Isaías Táboas asistieron los diputados del PSOE por Ourense, Adolfo Pérez Abellás y Uxía Tizón y el senador Miguel Bautista, que fueron acompañados por el secretario provincial del partido, Rafael Rodríguez Villarino. En unas declaraciones realizadas tras la entrevista, este se mostró satisfecho por las promesas trasladadas por el presidente de Renfe. «Sen dúbida, hai moitas cousas por resolver, pero son tres importantes primeiros pasos», manifestó el líder de los socialistas ourensanos, que remarcó el compromiso de su formación política con Ourense y los servicios ferroviarios que la afectan. Según dijo, al contrario que el PP, ellos defienden «sempre a mesma postura desde o Goberno ou desde a oposición».

Ethel Vázquez: «O Goberno central só anda lixeiro para desmantelar, como fai co ferrocarril»

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, se mostró ayer en el Parlamento especialmente crítica con Renfe, por su negativa a reponer los servicios ferroviarios que estaban en marcha en Galicia antes de la pandemia, y con el Ministerio de Transportes, al asegurar que la comunidad aún no ha recibido «nin un só euro» de los 28,19 millones del fondo covid anunciado por el Estado para el sector gallego del transporte. Como pronto, precisó, llegarán en diciembre. Esta actitud del Ejecutivo de Pedro Sánchez, aseguró la conselleira, contrasta con la política de la Xunta para restablecer al 100 % las líneas provinciales y a un mínimo del 80 % las interprovinciales, mientras que en paralelo se inyecta dinero público (seis millones de euros) para que las empresas puedan tener liquidez «e compensar o déficit de ingresos sufrido pola caída drástica de viaxeiros».

«A situación do autobús choca coa dos servizos de tren en Galicia, que pasa de castaño escuro», dijo Ethel Vázquez, quien acusó al Ejecutivo central de no ser «rápido» a la hora de acudir en auxilio del sector o de restablecer los trenes previos al estado de alarma. «Lamento que o Goberno central só ande lixeiro para desmantelar, como está a facer co servizo de ferrocarril», añadió, y avanzó que la Xunta seguirá reclamando la reposición de frecuencias.

Renfe no mueve ficha, mientras casi todos los autobuses cumplen con sus rutas

pablo gonzález
Un tren circulando por la línea de alta velocidad Santiago-Ourense, por el túnel que protege las vías de las voladuras de la mina de Serrabal
Un tren circulando por la línea de alta velocidad Santiago-Ourense, por el túnel que protege las vías de las voladuras de la mina de Serrabal

Con una demanda media de un 50 %, solo hay restricciones interprovinciales en el transporte que depende de la Xunta

Renfe hace oídos sordos a las reclamaciones desde casi todas las esquinas del país para que recupere su vocación de servicio público y reponga las frecuencias suspendidas con la pandemia. Aunque en los últimos días reactivó algunas conexiones -más bien en la zona mediterránea- y en Galicia adaptó las del eje atlántico al aumento de la demanda universitaria -aún así hubo gente que se quedó sin plaza el domingo-, la operadora sigue enrocada en la tesis de su presidente de que arriesgarse a poner trenes con baja ocupación puede ser peor para la operadora pública.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El PSOE solo arranca a Renfe la restitución de un servicio a Madrid