Bruselas verificará el control que hace España de los residuos radiactivos depositados frente a la costa gallega

Los últimos informes con los que cuenta datan de 1990 y del 2003

Manifestación en Monforte en 1982 contra los vertidos radiactivos
Manifestación en Monforte en 1982 contra los vertidos radiactivos

redacción / la voz

La Comisión Europea ha confirmado a la portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, que en el primer semestre del año que viene procederá a verificar el seguimiento que hacen las autoridades españolas de la radiactividad frente a la costa de Galicia, donde entre 1949 y 1982 se depositaron unas 140.000 toneladas de residuos nucleares en unos 220.000 bidones. Bruselas toma esta decisión después de reconocer que los últimos informes con los que cuentan sobre la monitorización que hace España datan de 1990 y del 2003.

La última supervisión en la zona de la fosa atlántica donde fueron depositados estos materiales fue en el 2005, y se hizo bajo el patrocinio del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA). En esta misión se detectaron niveles muy bajos que se desvanecerían antes de alcanzar la costa. El punto de vertido más cercano a la costa gallega está a unos 630 kilómetros.

En la respuesta a Ana Miranda, la Comisión informa de que el proceso de verificación se realiza de acuerdo con el artículo 35 del tratado Euratom, en el que se obliga a cada Estado miembro a monitorizar los niveles de radiactividad en su territorio y se faculta a los técnicos de la Comisión a tener acceso a estos sistemas de medición y control para verificar su forma de operar y su «eficiencia». Estas verificaciones, aseguran en Bruselas, «se llevan a cabo con arreglo a un programa continuado».

Esto es por tanto lo que la Comisión Europea podría hacer y lo que se compromete a ejecutar en el primer semestre del 2021. «Los servicios de la Comisión han incluido el control del medio marino en la costa de Galicia como objetivo de verificación en el programa de 2020. Sin embargo, debido a la actual pandemia de covid-19, ha sido necesario modificar los plazos del programa relativos a la verificación prevista en el artículo 35», explican en la respuesta a la portavoz del Bloque en Europa. «Tras mantener conversaciones con las autoridades españolas, la verificación del seguimiento de la radiactividad del medio marino en aguas gallegas se ha aplazado hasta el primer semestre de 2021», añaden.

Miranda se mostró crítica con la Comisión, pues asegura que desarrolla un programa continuado «cando ten admitido que non dispón de información actualizada do estado dos bidóns». También recuerda que cuando se produzca la verificación «cumpriranse 40 anos das protestas protagonizadas polo barco Xurelo».

Europa debate revisar los vertidos radiactivos frente a la costa gallega tras 10 años sin controles

pablo gonzález
Los vertidos en la fosa atlántica Los vertidos en la fosa atlántica

Alemania lidera esta demanda, a dos años de que termine la moratoria que prohibió esta práctica

Al principio de la primera mitad del siglo XX el mar se veía como un inmenso digestor de residuos que podía aguantar cualquier cosa. Bajo esta filosofía totalmente desterrada hoy en día se permitió el vertido de más de 115.000 toneladas de residuos radiactivos en la fosa atlántica frente a Galicia. El lugar de depósito más cercano a la costa gallega está a unos 630 kilómetros. Desde 1977, estos vertidos fueron monitorizados con distintos controles, que en su última etapa fueron llevados a cabo con el patrocinio del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), pero terminaron con una última inspección en el 2005 que arrojó las mismas conclusiones que las anteriores: los niveles son muy bajos y en cualquier caso se diluyen antes de alcanzar la costa. Esto es lo que quizás explica el cese de las revisiones en todos estos años.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Bruselas verificará el control que hace España de los residuos radiactivos depositados frente a la costa gallega