Los trámites de los presupuestos de la Xunta acumulan dos meses de retraso

El PPdeG acusa a Sánchez de «colapsar» el país, y el BNG ve «excusas»

Feijoo y la ministra Montero
Feijoo y la ministra Montero

santiago / la voz

El PPdeG está convencido de que Pedro Sánchez es un problema económico en sí mismo que se suma a los que ya tiene España por la crisis sanitaria, y cree además que la Moncloa ha desarrollado una estrategia para trasladar al resto de las Administraciones el problema presupuestario que tiene el Gobierno por la falta de apoyos parlamentarios. «Intenta colapsar o país para tapar a súa propia incompetencia», denunció Miguel Tellado. El secretario general de los populares ha justificado de esta forma el retraso que van a sufrir las cuentas de la Xunta, que no entrarán en vigor el 1 de enero como casi siempre ha ocurrido desde que Alberto Núñez Feijoo es presidente.

El número dos del PP gallego ha advertido que las comunidades están teniendo «serias dificultades» para diseñar unos presupuestos más necesarios que nunca para afrontar la pandemia, pero que para salir adelante necesitan un cuadro macroeconómico con parámetros -margen de deuda, techo de gasto, ingresos por el sistema de financiación...- que solo puede fijar el Ministerio de Hacienda.

Desde la Consellería de Facenda aseguran que lo habitual en los últimos años ha sido iniciar los ajustes contables en el mes de junio para tener todo avanzado cuando se celebraba la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera, que cerraba los datos esenciales a finales del mes de julio. El encuentro del órgano en el que las comunidades y Hacienda tratan las cuestiones económicas se ha ido retrasando sin justificación y finalmente se celebrará este lunes. La Xunta, que durante todo el verano estuvo en funciones por la celebración de las elecciones, sitúa así el retraso de la tramitación en «máis de dous meses», lo que hace «imposible» que lleguen al Parlamento de Galicia antes del 20 de octubre. La solución será prorrogar las cuentas de este ejercicio durante unas semanas del 2021, ya se verá por cuántas.

Interpretar a los ministros

Más allá de las cuestiones de encaje técnico, los populares denuncian una actitud poco concreta por parte de los miembros del Gobierno que hace imposible adivinar por dónde irán los tiros y avanzar gestiones. «De xeito continuado deslizan informacións sobre subas de impostos ou desgravacións fiscais que só xeran incertezas engadidas. As contas públicas das comunidades non podemos facelas lendo entre liñas nas declaracións que fan nun ou noutro xornal», lamenta Tellado.

Mal comienzo

La portavoz del BNG, Ana Pontón, ha reprochado al presidente de la Xunta que «incumpra a súa promesa con escusas de mal pagador», tras confirmar que Galicia no empezará el año con cuentas adaptadas al covid. La líder nacionalista señaló en Vigo que ya han existido coyunturas similares, sin conocer los datos macroeconómicos, y las cuentas no sufrieron demoras.

Además, ha recalcado que el hecho de que el Estado flexibilice y elimine algunas restricciones, en alusión a la suspensión de la regla de gasto debido a la crisis sociosanitaria, le da «precisamente máis marxe de manobra» para aprobar sus cuentas sin estar «pendente de Madrid», recogió Efe, de forma que se puedan adaptar las inversiones a las nuevas necesidades.

Tras conocer estas declaraciones, Tellado ha lamentado que Pontón haya optado por atacar a la Xunta y convertirse en el «correveidile» de un Gobierno que no ha sido capaz de aprobar sus cuentas en dos años, mientras Galicia sí lo ha hecho siempre en las últimas cuatro décadas.

Hacienda garantiza que el lunes aportará «información suficiente»

En la misma reflexión en la que anunció este jueves que no habrá cuentas el 1 de enero, el presidente de la Xunta insinuó su falta de confianza en que las comunidades puedan ponerse a trabajar el lunes con los datos que aporte el Ministerio de Hacienda. Será una reunión telemática atípica, porque la supresión de las reglas fiscales provoca que no haya un objetivo de déficit, aunque sí van a existir «tasas de referencia» que pueden servir para el encaje contable. Consultado el ministerio, el gabinete de Montero insiste en que tras el encuentro habrá «información suficiente» para diseñar las cuentas autonómicas, además de garantizar ingresos para mantener el nivel de financiación precovid.

Cuentas pendientes

El Consejo de Política Fiscal no es un plato de gusto para la ministra. En el último encuentro, un mes antes de la pandemia, los titulares de las haciendas autonómicas aprovecharon la cita para reclamar con mayor o menor vehemencia —según el color político— los cerca de 2.500 millones de euros que la caja común le debe a las comunidades por un mes de IVA del ejercicio 2017, que se han volatilizado. En el caso de Galicia son 204 millones de euros que va a seguir reclamando, porque fue la propia Montero la que animó a la Xunta a consignar y gastar en los presupuestos del 2019 ese dinero, que nunca llegó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Los trámites de los presupuestos de la Xunta acumulan dos meses de retraso