La directora del colegio del niño olvidado en el bus escolar: «Non dimitín voluntariamente»

Los padres aseguran que su hijo no quiere volver a ir en autobús ni a la escuela

La directora del colegio de Mera, en el centro, durante la concentración del viernes en la que padres y profesores le mostraron su apoyo
La directora del colegio de Mera, en el centro, durante la concentración del viernes en la que padres y profesores le mostraron su apoyo

Redacción / La Voz

«Eu non quería dimitir. Non dimitín voluntariamente». Es la respuesta de la directora del colegio Luís Seoane, de Mera (Oleiros), con la que contradice la información aportada por la Consellería de Educación, que el jueves comunicó que la directora había presentado su dimisión en el transcurso de una tensa reunión con los responsables de la Inspección educativa de A Coruña. En esa reunión le pidieron explicaciones por el caso de un niño de tres años olvidado en el autobús escolar que el martes por la mañana tenía que haberlo dejado en el colegio y que, sin embargo, pasó toda la mañana solo en el autobús dentro de una nave porque ni la monitora cuidadora (que ha sido despedida por la empresa Eliseo Pita) ni el conductor se dieron cuenta de que no había bajado con el resto de sus compañeros.

En realidad, la Inspección lo que le reprocha a la directora es que hubiese ocultado en un primer momento los hechos a sus superiores, ya que desde Educación reconocen que la directora no tiene responsabilidad en el olvido del niño dentro del autobús. Los responsables provinciales de la consellería se enteraron 24 horas después, y por fuentes externas, de lo que había ocurrido con el alumno de educación infantil durante la mañana del martes. Fue entonces cuando llamaron a la directora y la citaron en la Inspección.

Fuentes de la Consellería de Educación mantienen que en el transcurso de esa reunión, la directora presentó la dimisión de su cargo, que fue aceptada por sus superiores «como consecuencia dunha perda de confianza por non ter informado duns feitos desta gravidade». Pero la versión que da la directora es totalmente distinta. Ella insiste en que no quería dimitir y que su renuncia no fue voluntaria. Lo dijo ayer públicamente ante sus compañeros profesores y ante decenas de padres de alumnos que se concentraron a las puertas del colegio para respaldarla y para criticar a Educación. «Este é o meu cole, está é a miña comunidade, eu non quería dimitir. Só podo dicir iso», dijo antes de agradecer el apoyo de los presentes, entre los que se encontraban el alcalde de Oleiros, Ángel García Seoane.

El alcalde ya dijo el martes en Radio Oleiros que la directora había sido obligada a dimitir. «Obrigárona a firmar a súa dimisión», aseguró. El alcalde reveló ayer que el conselleiro de Educación, Román Rodríguez, lo llamó para abordar este caso. «E polo que el me transmitiu, agardo que haxa cordura e que actúe como ten que facelo», dijo.

La versión de que la directora fue obligada a dimitir también la sostienen los padres de alumnos y el claustro de profesores del colegio. Estos últimos expresan su malestar con la jefatura territorial de Educación «por cargar toda a culpa na directora, María José Ruíz, persoa responsable e traballadora, que en todo momento actuou para salvagardar o estado emocional do neno e da súa familia». El claustro pide a la Xunta «que anule a dimisión obrigada da nosa directora».

«El niño no quiere volver a ir en autobús»

Los padres del niño olvidado en el autobús escolar que debía haberlo dejado en el colegio Luís Seoane de Mera (Oleiros), donde va a clases de educación infantil, reclaman a la Consellería de Educación que adopte las medidas necesarias para que un suceso como el que sufrió su hijo no vuelva a ocurrir. Los padres aseguran que desde que ocurrieron los hechos «el niño no quiere ir en autobús ni a la escuela».

Mientras, la asociación de padres del colegio Luís Seoane exige la inmediata reincorporación de la directora, «que foi obrigada a dimitir de xeito inxusto e improcedente». Los padres de alumnos de este colegio del municipio de Oleiros dicen que el abandono del niño dentro del autobús evidencia que ni la monitora que acompañaba a los niños ni el conductor revisaron el autobús al finalizar la ruta escolar desde los domicilios al colegio. Afirman que eso indica que el conductor tampoco cumplió los protocolos de limpieza y desinfección establecidos para evitar contagios de coronavirus.

«A responsable é a empresa»

Además de la reincorporación de la directora a su puesto, las familias del colegio piden que se depuren responsabilidades en la empresa que realiza el servicio de autobús y que la Consellería de Educación tome medidas contra la compañía de transportes, «que é a verdadeira responsable do suceso».

Los padres del niño enviarán un escrito a la Jefatura Territorial de Educación en A Coruña en el que critican que en casi cinco horas nadie se diese cuenta de que su hijo estaba dentro del autobús, completamente solo.

Los padres también piden que se exija un curso de formación específica para los monitores que acompañan a los niños en los trayectos de autobús a los colegios. También reclaman, según recoge Europa Press, que se haga un plan para cada autobús detallando el asiento que cada niño ocupa en la ida y en la vuelta, llevando un control de los niños que suben y bajan, y que se desinfecte siempre el autobús. «Si se cumplieran los protocolos, esto no hubiera pasado», afirman.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

La directora del colegio del niño olvidado en el bus escolar: «Non dimitín voluntariamente»