La resistencia de Renfe a poner más trenes desploma los ingresos del ADIF

El administrador rebaja hasta un 50 % los peajes para animar a la operadora

La pasarela de la estación intermodal de Santiago ya está instalada
La pasarela de la estación intermodal de Santiago ya está instalada

redacción / la voz

El sistema ferroviario español que terminará en diciembre con la liberalización de distintos recorridos de larga distancia se basa en el privilegiado monopolio de Renfe y en otra empresa pública que construye y administra la red, cobrándole a la operadora un canon o un peaje por su uso. Se trata por tanto de un sistema de vasos comunicantes, de tal manera que si Renfe, único cliente del ADIF, no pone suficientes trenes en las vías, el gestor de la infraestructura ve cómo sus ingresos se desploman inevitablemente. Con el agravante de que la modernización de la red mediante la extensión de la alta velocidad ha supuesto una deuda abultadísima, de unos 15.000 millones de euros.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

La resistencia de Renfe a poner más trenes desploma los ingresos del ADIF