Gestoras de cinco viales gallegos exigen compensaciones por perder recaudación

Carlos Punzón
carlos punzón VIGO / LA VOZ

GALICIA

La autovía de Barbanza sin tráfico durante el estado de alarma
La autovía de Barbanza sin tráfico durante el estado de alarma Carmela Queijeiro

De momento Audasa no se suma, pero sí la concesionaria de la AP-53

28 sep 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

La concesionaria de la autopista AP-53 (Santiago-Dozón) y las de cuatro de las seis autovías autonómicas en las que la Xunta paga un canon en función del tráfico que las utilicen, han reclamado a la Administración central y gallega compensaciones económicas por la bajada en el número de usuarios registrada durante el estado de alarma.

Tras exigir a finales de marzo la empresa Sacyr que las arcas autonómicas cubriesen el descenso en ingresos registrado en la autovía do Barbanza, similar petición ha sido planteada después a la Consellería de Infraestruturas por el tándem empresarial que lideran Copasa y Orbe en la gestión de la autovía do Salnés; por Copasa y Extraco en la autovía Ourense-Celanova, y por el fondo británico Hermes e Iridium (ACS), para el vial Santiago-Brión.

En el caso de la autopista que parte de Compostela, Globalvia se ha sumado a la reclamación general planteada por el sector en toda España, posibilidad por la que no se ha decantado de momento Audasa por la caída en la recaudación de la AP-9, si bien el Ministerio de Transportes apunta que aún tendría de plazo hasta noviembre para hacerlo.