Así viven los asesinos de Asunta: Rosario está «más calmada» y Basterra «muy asentado»

Porto fue trasladada a una prisión de Ávila al inicio del confinamiento, y su marido sigue en Teixeiro


a coruña / redacción

Esta semana, Rosario Porto y Alfonso Basterra cumplirán 7 años en prisión. Les quedan 11 para completar la condena que les impusieron por asesinar a su hija. El año pasado ya intentaron que se les concediese algún permiso de fin de semana, pero se quedaron con las ganas. Con solo una cuarta parte de la pena cumplida, después del crimen tan atroz que cometieron —matar a su propia hija—, la junta de tratamiento penitenciario de los penales en los que están internos les denegó cualquier beneficio. Así que Alfonso Basterra continuará unos años más en la prisión de Teixeiro y Rosario Porto permanecerá encerrada en el penal de Ávila. Con pocas opciones por delante de salir a tomar algo al bar de enfrente porque, según reconocen fuentes judiciales, un permiso para estos dos parricidas levantaría un gran revuelo social.

Para leer más, suscríbete

NO TE QUEDES SOLO
CON LOS TITULARES
WEB+APP SIN LÍMITES
Lee todas las noticias en la edición digital y la aplicación, accede a contenidos exclusivos y disfruta de una lectura sin publicidad intrusiva
4,95 € /mes
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
VERSIÓN PDF
Lee en PDF el periódico diario y las revistas YES, Mujer Hoy y XL Semanal, y accede a la hemeroteca de La Voz desde 1882
9,95 € /mes
Suscríbete
Sin compromiso de permanencia

Así viven los asesinos de Asunta: Rosario está «más calmada» y Basterra «muy asentado»