El BNG se queda solo en el Parlamento en su petición de descolgar el cuadro del rey emérito

El PP censuró el «linchamiento» a Juan Carlos I y el PSdeG asegura que el retrato debe mantenerse si no hay condena judicial


la voz

La primera comisión parlamentaria de esta legislatura acogió un debate, a propuesta del BNG, para retirar de las paredes de la Cámara el cuadro del rey emérito. Los nacionalistas también querían, como explicó el diputado impulsor de la iniciativa, Luís Bará, retirar la condición de embajador del Camino de Santiago al que fuera jefe del Estado.  El Bloque se topó con el rechazo de la Cámara ambas peticiones, luego de que el PPdeG diese su apoyo a Juan Carlos I y censurase el «linchamiento» al monarca, mientras que el PSdeG entiende que no ha lugar si no hay condena judicial.

Es más, el diputado popular Alberto Pazos Couñago hizo una defensa férrea del papel del rey emérito para una «transición modélica que deixou unha democracia moderna homologable a de calquera democracia» de países europeos y rechazó el «linchamento político» al tiempo que reivindicó la «presunción de inocencia».

Así, siguió la línea expresada este mismo martes por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, quien elevó a condición de «gallego ilustre» a Juan Carlos de Borbón. «Siempre que quiera volver (a Galicia) estaremos encantados de recibirlo», dijo Feijóo en Zarzuela, en donde se reunió con Felipe VI tras su toma de posesión por cuarta vez.

«Non é un debate xurídico, isto está no terreo da ética, da exemplaridade e da honorabilidade», ha replicado el diputado del BNG Luís Bará, quien recordó que el propio Felipe VI retiró la condición de duquesa de Palma a su hermana Cristina tras verse salpicada en el caso Nóos por el que su marido, Iñaki Urdangarín, fue condenado con penas de cárcel.

Ante el reproche de Pazos Couñago por llevar esta iniciativa a la primera comisión parlamentaria, Bará se preguntó si en el Parlamento «o único do que se vai tratar é a pandemia» y le recordó, además, que hubo otra iniciativa en esta misma comisión sobre una petición para renovar el compromiso antitransfuguismo de todos los partidos, el cual tampoco salió adelante.

Por su parte, el viceportavoz del PSdeG, Pablo Arangüena, exhibió su republicanismo asegurando que paga la cuota del Ateneo Republicano y que firmaría la III República, pero acto seguido manifestó su respeto por la institución monárquica y consideró que hay que «deixarse de símbolos, retratos e cuestiones identitarias e centrarse nas que nos xogamos a supervivencia», como la sanidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El BNG se queda solo en el Parlamento en su petición de descolgar el cuadro del rey emérito