Yolanda Díaz le devuelve a Feijoo sus piropos envenenados

La valoración positiva de la ministra hacia el candidato del PPdeG causa sorpresa y críticas en la izquierda gallega

Feijoo y Yolanda Díaz se saludan durante la gala del Premio Nacional de Arquitectura 2020, en A Coruña, el 24 de enero del 2020
Feijoo y Yolanda Díaz se saludan durante la gala del Premio Nacional de Arquitectura 2020, en A Coruña, el 24 de enero del 2020

Santiago

Es una vieja táctica que para poner en práctica requiere cierta trayectoria política, un punto de cinismo y tener muy claro el destinatario final del mensaje: consiste en alabar a un adversario con el que no se confronta directamente y, por comparación, poner en cuestión al líder que sí representa una amenaza. Es lo que ha hecho esta semana Yolanda Díaz, que en una entrevista en TVE fue invitada a valorar al presidente de la Xunta tras su cuarta mayoría absoluta. «Es un gran adversario, creo que para ganar lo primero es reconocerlo. Me parece que el señor Feijoo, con la distancia ideológica que profeso con su partido, desde luego es un gran candidato». En ningún momento se refiere la ferrolana a su gestión, que ha criticado con crudeza en su etapa parlamentaria y en la temporada más reciente en la que se implicó unos meses en el proyecto de En Marea, pero sus declaraciones han causado cierta sorpresa y críticas por parte de la militancia gallega de izquierdas más viva en las redes, en las que la han acusado de aburguesarse desde que se fue a hacer política a Madrid. La polémica frase de Díaz tuvo una lectura muy distinta en el resto de España, donde las críticas y alabanzas se centraron en su propuesta sobre la edad de la jubilación o la ampliación de los ERTE, pero es que el dardo en clave nacional iba al final. «(Feijoo) Es de lo mejor que tiene el Partido Popular y me parece que se aleja bastante de lo que está desplegando la propia dirección de Génova en estos momentos», coronó su reflexión sobre el de Os Peares, dejando en el aire un mensaje desestabilizador para Pablo Casado en un momento delicado para el líder de la oposición.

En realidad, Yolanda Díaz solo le ha devuelto a Feijoo la moneda que este ha utlizado en numerosos lances políticos durante los últimos años. Sin ir más lejos, durante la larga etapa de formación del Gobierno de coalición, el presidente de la Xunta expresó su aprobación a que la ferrolana accediese a Moncloa como ministra de Industria, tal como se especulaba inicialmente. El líder del PP justificaba públicamente su deseo en la necesidad de que alguien mirase por los problemas de la industria gallega, pero al mismo tiempo se garantizaba que Díaz centrase su vida política en Madrid, descartándola como cartel electoral del espacio rupturista. Ni la utilización de su imagen en la cartelería de Galicia en Común fue suficiente para obtener representación parlamentaria.

Pero con quien más ha recurrido Feijoo a los piropos envenenados ha sido con el Gobierno de Sánchez. En cuanto tiene oportunidad, no tiene reparos en reconocer que votó a Felipe González en el 82 y es habitual que establezca comparaciones entre los socialistas que él considera «sensatos» -el propio expresidente, Rubalcaba y algún ministro- y que compara con la actual dirección del partido. El expresidente asturiano Javier Fernández o el manchego Emiliano García-Page también han recibido elogios desde la Xunta coincidiendo con alguna divergencia de estos con Ferraz.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Yolanda Díaz le devuelve a Feijoo sus piropos envenenados