«No hay ni un solo caso confirmado de contagio de covid-19 a bordo de una aeronave»

Javier Gándara, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de España, cree que el sector no recuperará la normalidad hasta el 2024

Javier Gándara. Presidente de la Asociación de Líneas Aéreas
Javier Gándara. Presidente de la Asociación de Líneas Aéreas

vigo / la voz

En sus estimaciones dibuja un cierre del verano con un 50 % de los vuelos programados en circulación, pero no más de un tercio de los pasajeros del año pasado volando. Javier Gándara (Betanzos, 1969) que preside la Asociación de Líneas Aéreas de España y dirige EasyJet para la Península, considera crucial para el desarrollo de un país tener vuelos y aeropuertos, pero anticipa que el invierno se hará muy duro para muchas compañías.

-¿Cómo está de lejos recuperar la normalidad en el sector aéreo?

-Es muy difícil de prever. Depende de muchas cosas, entre otras de cuándo se logre una vacuna para el covid. Pero hay bastante consenso en que hasta el 2024 no se recuperarán los niveles de antes de la pandemia.

-Y en ese paréntesis, ¿cuántos empleos quedan en peligro?

-La IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional) estima que alrededor de un millón de empleos estarían en riesgo en el sector aéreo en España, y dos millones si se suma el sector turístico. A España le va mucho en juego.

-Estados Unidos, Alemania, Francia, Portugal o los Países Bajos han destinado cantidades millonarias a sus aerolíneas. ¿Cómo les ha tratado España?

-Desafortunadamente, en Europa cada país ha ido por su lado. Unos han tomado decisiones más intervencionistas, como Alemania o Portugal, y el resto, como España, ofrecen créditos que habrá que devolver. Han permitido la supervivencia de las compañías a corto plazo, pero la gran incertidumbre se mantendrá hasta que se vea cuáles pueden devolver los créditos y cuáles entrarán en peligro. La supervivencia en nuestro sector siempre ha sido muy complicada. De hecho, en lo que llevamos de siglo han desaparecido en España 30 compañías aéreas, y a medio plazo es probable que haya más en riesgo de seguir activas.

-¿Cuánto de estratégico tiene para un país una aerolínea?

-No es tan importante de dónde es el capital, sino lo que aporta. En España más del 80 % de los turistas que nos visitan lo hacen por vía aérea, y por tanto son fundamentales, y más en un país con archipiélagos o con un peso de la emigración importante, y que necesita conexiones, como en Galicia.

-¿Se resentirá la movilidad aérea con el teletrabajo, que se ha incrementado con la pandemia?

-Va a acelerar una tendencia que ya estaba ahí. La mayoría de las compañías aéreas incluso hemos negociado ahora los ERTE de forma remota. Pero el contacto cara a cara es insustituible.

-¿Y habrá mejores precios?

-El transporte aéreo se caracteriza por su capacidad de innovación. El 11S parecía que acababa con el sector, pero las medidas de seguridad están perfectamente interiorizadas y los precios han ido bajando. Eso va a seguir siendo así, haremos todo lo posible, porque nos ha costado muchísimo democratizar los precios de los vuelos y que dejaran de ser un lujo. Además, no hay por qué temer viajar en avión, porque no hay ni un solo caso confirmado de contagio de covid-19 a bordo de una aeronave.

-Pero habrá menos vuelos. Galicia pierde enlaces claves a Fráncfort, Londres y París.

-No es un tema aislado de Galicia. Con un 40 o 50 % de demanda vuelan los que crees que van a tener mayor rentabilidad y las rutas más consolidadas. Pero una vez que se recupere la demanda la oferta la va a seguir, y un destino tan importante como Galicia recuperará con seguridad muchas de sus conexiones.

-¿Aunque llegue el AVE?

-Bueno, donde llegó la alta velocidad el avión pasó de captar un 63 % de viajeros a un 22 %.

«No se puede comparar al aeropuerto de Oporto con los tres de Galicia»

Pese a ser el representante de las aerolíneas, no es muy favorable a la apertura de rutas a cambio de subvenciones. «Suelen ser pan para hoy y hambre para mañana», avisa Javier Gándara.

-¿Pueden convivir tres aeropuertos en Galicia, y además con la competencia de Oporto?

-Oporto es en Portugal algo similar a lo que es Barcelona a España, por lo que no se puede comparar con los aeropuertos gallegos, aunque la cercanía hace que haya esa competencia. La ventaja del modelo de red de Aena es que unos aeropuertos compensan las pérdidas de otros y todos podemos tener un aeropuerto cerca de casa. Cada uno tiene que ver en qué pico de tráfico se puede especializar.

-Aunque la coordinación de rutas y vuelos semeja imposible.

-En la Asociación de Aerolíneas siempre nos hemos quejado de que en los comités de coordinación aeroportuarios no estén representadas las compañías, que somos las que creamos las rutas y movemos a la gente.

-¿Y no distorsionan las ayudas y subvenciones municipales y de otras instituciones a las aerolíneas, que cuando se dejan de aportar provocan la desaparición de muchas de las rutas apoyadas?

-En la inmensa mayoría de los casos esas ayudas son pan para hoy y hambre para mañana. La mayoría de las rutas abiertas así no son rentables sin ayudas, por lo que cuando estas se acaban se termina la ruta. Lo que deben de ser son públicas y transparentes, para que concurran todas las compañías en igualdad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

«No hay ni un solo caso confirmado de contagio de covid-19 a bordo de una aeronave»