El ADIF recurre las dos multas por tirar dos vagones al río Sil en Valdeorras

Las sanciones de Confederación Hidrográfica Miño-Sil y la Consellería de Medio Ambiente ascienden a 85.000 euros


o barco / la voz

El ADIF ha recurrido las dos sanciones recibidas por haber tirado al río Sil dos vagones de un tren descarrilado en Valdeorras.

La primera llegó por parte de la Consellería de Medio Ambiente por una falta grave en materia de gestión de residuos, que incluía una multa económica de 35.000 euros. Entendían desde la Xunta que en esa cantidad se cuantificaba tirar al cauce los dos vagones, y que sería la misma sanción que podría recibir cualquier particular por tirar una moto, según explicó en su día la conselleira, Ángeles Vázquez.

La segunda sanción llegó por parte de Confederación Hidrográfica Miño-Sil por los daños provocado al tirar los vagones, rompiendo varios árboles y arrastrando gran cantidad de tierra al cauce fluvial. Las investigaciones constataron que no se habían provocado vertidos al río procedentes de las cajas de cambio ni tampoco del interior de los vagones, que iban vacíos en el momento del descarrilamiento. En este caso la multa propuesta era de 50.000 euros.

«El ADIF ya ha presentado las alegaciones correspondientes a ambas propuestas de sanción, explicando todos los hechos y las actuaciones realizadas, para acreditar la improcedencia de sanciones en los expedientes que están en tramitación», responden desde el administrador de infraestructuras viarias en respuesta a las preguntas de La Voz. Aseguran también que no han recibido contestación en ninguno de los dos casos.

Las alegaciones se han cursado mientras desde el ADIF mantienen abierta una investigación interna para conocer qué ocurrió exactamente el 2 de agosto, y cuáles fueron las órdenes dadas antes de que los vagones acabasen ladera abajo, uno de ellos tocando el agua del río. La investigación sigue su curso y no hay un plazo predefinido para su conclusión, explican también. La presidenta del ADIF, Isabel Pardo de Vera, habló incluso de depurar responsabilidades (a través de expedientes disciplinarios) en virtud de lo que arrojasen las pesquisas. En todo caso, desde el ADIF nunca han usado el verbo «tirar» para referirse a lo ocurrido, optando por fórmulas como despeñarse o caer.

Sin noticias del juzgado

Lo sucedido el pasado 2 de agosto (y grabado en varios vídeos que muestran una pala excavadora empujando los vagones, uno detrás de otro) ha entrado en una vertiente judicial tras la apertura de diligencias por parte del juzgado número 2 de O Barco, por si lo ocurrido fuese constitutivo de delito. Ya la fiscalía lleva más de un mes investigación de oficio sobre esta misma cuestión. Son actuaciones sobre las que el ADIF no ha recibido, al menos de momento, notificación oficial alguna.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El ADIF recurre las dos multas por tirar dos vagones al río Sil en Valdeorras