El decreto de la FEMP para usar el superávit de los concellos, a punto de fracasar en el Congreso

Podemos se plantea dejar solo al PSOE y votar en contra de la medida, contraviniendo lo estipulado en el pacto de gobierno

La ministra María Jesús Montero, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y el presidente de la FEMP Abel Caballero, tras el acuerdo sobre el remanente de los ayuntamientos
La ministra María Jesús Montero, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez y el presidente de la FEMP Abel Caballero, tras el acuerdo sobre el remanente de los ayuntamientos J.CORCHERO.POOL

santiago / la voz

El acuerdo alcanzado entre la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la FEMP para echar mano a los 14.000 millones de euros de remanentes que los ayuntamientos tienen inmovilizados, está a punto de hacerse añicos. El pasado agosto, el Gobierno transformó dicho acuerdo en un decreto ley que este jueves deberá convalidar el Congreso, pero hay un obstáculo: la falta de una mayoría para evitar que el proyecto legislativo encalle.

El PSOE sacó adelante el acuerdo en el seno de la FEMP sirviéndose del voto de calidad de su presidente, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, pues los representantes de Podemos se abstuvieron y los demás partidos votaron en contra.

El PSOE se quedó solo defendiendo una solución cuestionada por el PP y Ciudadanos, así como por fuerzas nacionalistas como el PNV, Bildu, ERC, PDeCat, CC o BNG, al igual que hicieron los alcaldes de una treintena de ciudades de distinto signo político, entre las que figuran Madrid y Zaragoza (ambos del PP), Barcelona (En Comú), Valencia (Compromís), Bilbao (PNV), Santa Cruz de Tenerife (Coalición Canaria), Pontevedra (BNG) o Cádiz (Adelante Andalucía), que impulsaron un manifiesto en contra.

Con todo, la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, manifestó ayer que su grupo «no da por perdido» el decreto ley. Insistió en que el acuerdo, que consistiría en que los concellos entregan sus remanentes al Gobierno y este se lo devuelve en pagos a diez años para que lo inviertan en determinadas áreas, «es bueno para los ayuntamientos y los ciudadanos», y en que no hay ninguna otra alternativa.

El grupo de Unidas Podemos se rindió ayer ante la evidencia y admitió que el decreto ley «no tiene perspectivas claras» de salir adelante. Es más, el ponente parlamentario del grupo morado, Gerardo Pisarello (En Comú), considera «inaceptable» el mecanismo ideado para utilizar el superávit, de tal forma que En Común votará en contra si Montero no se mueve. Y eso podría tener efectos impredecibles, pues supondría contravenir el punto 8 del protocolo de funcionamiento del acuerdo de gobierno suscrito entre PSOE y Unidas Podemos, en el que se comprometen a dar apoyo en el Congreso a la acción del Gobierno y a los «acuerdos explícitos alcanzados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El decreto de la FEMP para usar el superávit de los concellos, a punto de fracasar en el Congreso