María Jesús Lorenzana y Julio García Comesaña, así son los dos nuevos conselleiros de Feijoo

La primera asume la cartera de Emprego e Igualdade, de nueva creación; el segundo releva a Vázquez Almuiña en Sanidade

Julio García Comesaña y María Jesús Lorenzana
Julio García Comesaña y María Jesús Lorenzana

Redacción / La Voz

María Jesús Lorenzana y Julio García Comesaña son los dos nombres nuevos del noveno gobierno de Alberto Núñez Feijoo, que llega así a los 24 conselleiros nombrados desde que ostenta la Xunta en el 2009. La primera asume una cartera de nueva creación, la de Emprego e Igualdade; el segundo releva a Vázquez Almuiña en Sanidade. Ambas son dos carteras clave ante la crisis y la evolución de la pandemia. Estos son sus perfiles:

María Jesús Lorenzana, una letrada de la Xunta bregada en la retaguardia de las consellerías de Traballo, Medio Ambiente y Medio Rural

Funcionaria desde los 26 años, esta coruñesa toma las riendas de una cartera que va a ser fundamental en la recuperación post-covid

Si hay una palabra que pueda definir a María Jesús Lorenzana, Chus como la llaman sus compañeros, es minuciosa. Con solo 26 años, esta coruñesa del 81 licenciada en Derecho, logró plaza e letrada de la Xunta pasando a desempeñar diversos puestos dentro de la asesoría jurídica. La marcha por motivos personales de Cristina Ortiz en el 2013 de la Consellería de Traballo e Benestar, hizo que la entonces titular de aquel departamento Beatriz Mato la fichara para ser su segunda como secretaria xeral técnica de su departamento. Y ahí demostró que no se rinde fácilmente. Porque no se cansa de buscar y rebuscar en un expediente hasta buscar solución al problema. No le hace ascos a ningún marrón. Dicen que fue ella la que se peleó para encontrar una salida a la anulación en el 2015 del Plan Xeral de Vigo por parte del Tribunal Supremo, varios años después de su aprobación. Y también estuvo muy implicada en temas como la sequía.

Mato estaba tan contenta con su trabajo que no la quiso dejar escapar y se la llevó con ella a Medio Ambiente en el 2015 para que ejerciera el cargo de secretaria xeral técnica de su departamento. Y cuando Mato dejó el Gobierno para convertirse en candidata a la alcaldía coruñesa, el conselleiro de Medio Rural, José González, la llamó a filas ocupando hasta hoy el puesto de secretaria xeral técnica da Consellería do Medio Rural. Ahora, en plena crisis del coronavirus, Núñez Feijoo ha colocado a sus espaldas el peso de una nueva consellería, la de Empleo. A ella trabajo no le va a faltar. Pero sabe coger el toro por los cuernos. Al menos es lo que ha demostrado durante años desde esa segunda línea del Gobierno en la que aprendido a hilvanar su perfil técnico con la diplomacia que ha de tener un político.

Julio García Comesaña: un físico experto en la gestión sanitaria

El nuevo conselleiro de Sanidade, el primero desde Romay Becaría que no es médico, tendrá que reforzar la respuesta ante la pandemia y continuar la transformación de atención primaria

Cuando era un adolescente de la parroquia de Cabral, Julio García Comesaña (Vigo, 1968) se montaba en su bicicleta a menudo y cruzaba por el monte hasta un lugar donde se estaba ejecutando una obra monumental que se veía desde su casa. Corrían los años 80 y ese chaval de origen humilde no sabía que acabaría trabajando en ese lugar ni que llegaría a ser el jefe de todo aquello. Era el inicio de la construcción del Meixoeiro.

En ese hospital tiene su plaza de radiofísico el nuevo conselleiro de Sanidade, el primero que no es médico desde Romay Beccaría (1996, con Fraga), que ha venido ganando puntos en los últimos dos años, como gerente del área sanitaria de Ourense, primero, y de Vigo, después, sobre todo durante la época dura de la epidemia de coronavirus. Es el mayor reto al que se enfrenta el cuarto jefe de la sanidad gallega de la era Feijoo.

Su carrera como gestor sanitario -un ámbito que nunca se despega del todo de la política- comenzó con el gobierno de Emilio Pérez Touriño (PSOE). Comesaña, vinculado a la UGT, fue director de centro del Meixoeiro con el bipartito. La gestión le gustó y logró que el PP lo mantuviese en puestos de responsabilidad directiva. Pero nunca se le adivinó un perfil político hasta que ejerció como gerente del área sanitaria de Vigo, donde llevaba un año en el que ya ha ido mostrando abiertamente sus simpatías por el PP.

Ahí lo situó Jesús Vázquez Almuiña porque la crisis de la atención primaria se había descontrolado y las protestas de los médicos estaban lejos de cesar. Es un hombre de tono suave y maneras amables, capaz de sentarse a hablar durante horas. Fue lo que hizo con los líderes del movimiento de primaria nada más llegar. Calmó la crisis; la pandemia acabó por apagarla cuando cogía nuevos bríos.

Comesaña es conselleiro, pero no es político, como su antecesor. Es de los que envían correos de madrugada y de los que se pasan por la oficina también en vacaciones. Le gusta llevar directamente todos los asuntos, tanto que siempre tiene algún mensaje sin leer. Le apasiona la técnica y durante la epidemia de coronavirus se ha convertido en un experto en pruebas diagnósticas. Como gestor, ha diseñado circuitos asistenciales del cáncer en Galicia, ha trabajado en planes estratégicos, ha participado en compras innovadoras y ha impulsado reformas en procesos. Pero el logro que más le enorgullece en el mundo sanitario es haber ideado la unidad de mama del Meixoeiro, el hospital en cuyas obras curioseaba en bici cuando era adolescente. Aunque probablemente ser conselleiro lo supere.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

María Jesús Lorenzana y Julio García Comesaña, así son los dos nuevos conselleiros de Feijoo