Feijoo ya ha visto pasar por delante a 58 presidentes autonómicos y 3 de España

No hay otro mandatario que acumule más tiempo entre el Estado y las comunidades


vigo / la voz

Alberto Núñez Feijoo protagoniza la segunda etapa de mayor estabilidad institucional en la presidencia de la Xunta, tras los 15 años y 11 meses de Manuel Fraga, con el que ya ha empatado a cuatro victorias por mayoría absoluta el de nuevo titular de la Xunta, que acumula 11 años y casi cinco meses en el cargo.

En su mandato ha visto cómo las urnas, alianzas políticas o los escándalos han ido moviendo desde el 2009 en más de un centenar de casos la silla a sus homólogos en todas las demás comunidades autónomas y en la presidencia del Gobierno central también. Desde que accedió al máximo cargo del Ejecutivo gallego, Feijoo ha visto como se sucedían hasta 58 políticos en las presidencias de las otras autonomías, además de haber coincidido con tres jefes del Gobierno central.

Solo hay un caso de mayor duración en el cargo en el mapa gubernamental español, el del alcalde-presidente de la ciudad autónoma de Ceuta, Juan Jesús Vivas (67 años), también del PP, que llegó al puesto en el 2001 fruto de una moción de censura contra el GIL, y que ha ido renovando mandatos con mayorías absolutas hasta el actual mandato, en el que ganó ya sin apenas margen.

Pero el caso de Vivas y los 22 años a los que puede llegar al final de su mandato, es equiparable por el territorio en el que opera y competencias al de otros muchos alcaldes. Por ejemplo, Miguel Anxo Fernández Lores es regidor de Pontevedra desde 1999.

El caso de Feijoo no tiene equivalente. Frente a sus ya cerca de 11 años y medio el cántabro Miguel Ángel Revilla lleva nueve como presidente, pero en dos etapas distintas, como le ocurre al extremeño Guillermo Fernández Vara. E Íñigo Urkullu acumula ocho.

Los 58 relevos autonómicos en paralelo a la etapa de Feijoo dan cuenta de lo caro que políticamente resulta renovar el puesto ante el electorado y en el propio partido también.

Madrid, máxima inestabilidad

La comunidad que mayor contraste refleja respecto a Galicia es la de Madrid, donde el edificio presidencial de la Puerta del Sol ha contado con seis titulares desde el 2009, curiosamente todos del PP, circunstancia que no ha contribuido allí a dar una mínima estabilidad a la institución. Cuando Feijoo ganó sus primeras autonómicas, ya ocupaba el cargo de presidenta Esperanza Aguirre. Dimitió en el 2012 y le sucedió Ignacio González, relevado a su vez como candidato por Cristina Cifuentes. Los escándalos cortaron su carrera y la presidencia pasó a Ángel Garrido, que dimitió para integrar las listas del PP al Parlamento Europeo, paso que no se materializó, mientras Pedro Rollán se convertía en presidente en funciones durante solo cuatro meses hasta la llegada de Isabel Díaz Ayuso.

El avispero andaluz

Andalucía es el segundo foco de inestabilidad autonómica. Desde el 2009 el Gobierno andaluz ha tenido cinco de los siete presidentes de su historia. Todos han sido del PSOE, menos el actual, Juan Manuel Moreno Bonilla, del PP. La salida por dimisión de Manuel Chaves coincidió en el mismo mes en el que Feijoo tomó posesión por primera vez, como también le ocurrió con Gaspar Zarrías que asumió el cargo en funciones por unos días hasta el nombramiento de José Antonio Griñán, que antecedió hasta su abandono a Susana Díaz.

Cuatro siglas en Cataluña

Cuatro cambios de presidente ha vivido en su caso Cataluña y cada uno de ellos bajo siglas distintas, aunque compartiendo familia política tres de ellos. José Montilla (PSOE); Artur Mas (CiU); Carles Puigdemont (Junts pel Sí), y Joaquim Torra (JxCaT) se han ido relevando en medio de una alta inestabilidad en la comunidad.

Asturias, Navarra y Murcia registran igual número de cambios en el máximo cargo autonómico, si bien el caso murciano es el único de los tres en el que los relevos no han significado un cambio de partido, al mantenerse el PP, tras el antecedente de tres presidentes socialistas.

Aragón, Comunidad Valenciana, Canarias, Castilla-La Mancha, Baleares, La Rioja y el País Vasco han tenido tres presidentes durante la era Feijoo, el mismo número que el Gobierno central que contaba con José Luis Rodríguez Zapatero cuando ganó por primera vez el mandatario gallego, y le han seguido Mariano Rajoy y Pedro Sánchez.

Doce líderes gallegos en frente

En su primera cita como aspirante a la presidencia, Alberto Núñez Feijoo dejó fuera del concurso político a Emilio Pérez Touriño y a Anxo Quintana. El PSOE vivió una revolución interna la misma noche de aquel recuento y Pachi Vázquez se catapultó hacia la secretaria general. El BNG vivió su transición con Guillerme Vázquez como portavoz nacional y Francisco Jorquera como candidato en el 2012, pero una nueva derrota prolongó la interinidad de la mano de Xavier Vence tras la ruptura de Amio, pero no llegaría ya siquiera a enfrentarse a Feijoo.

En el PSOE la dirección del partido ha pasado de Touriño a Vázquez y de este a Xosé Ramón López Besteiro, que dimitiría sin llegar a medirse con el líder del PP a causa de una segunda imputación por presunta corrupción. Xaquín Fernández Leiceaga se convirtió en el tercer oponente socialista y Gonzalo Caballero, el cuarto. Xosé Manuel Beiras, con AGE, Luís Villares desde En Marea y Ana Pontón en el BNG, completan el cuadro de rivales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Feijoo ya ha visto pasar por delante a 58 presidentes autonómicos y 3 de España