Feijoo ante su cuarto mandato: «Traballarei para poder dicirlles aos galegos que a pandemia acabou»

El ya presidente electo logra el mayor apoyo desde el 2009, pero solo con el aval de los diputados del PPdeG

Feijoo, tras ser proclamado presidente por el Parlamento de Galicia
Feijoo, tras ser proclamado presidente por el Parlamento de Galicia

santiago

La segunda sesión de investidura en el Parlamento de Galicia sirvió para confirmar a Alberto Núñez Feijoo como presidente de la Xunta con todas las de la ley y por cuarta ocasión consecutiva. La mayoría ampliada del PPdeG, con 42 diputados, sumó de sobra ante los 19 escaños del BNG y los 14 del PSOE, que votaron en contra y dejaron claro que tienen diagnósticos muy distintos a los que defienden los populares, con los que, sin embargo, ven posibilidades de entendimiento para los dos grandes y urgentes problemas de Galicia. Y estos no son otros que la superación de la pandemia y la reactivación socioeconómica «sen deixar a ninguén atrás».

Es un cambio sustancial respecto al inicio de las dos legislaturas anteriores, en las que la presencia de la izquierda rupturista bajo distintas fórmulas y los problemas internos de las otras fuerzas de la oposición impidieron alcanzar acuerdos significativos. «Recibo a man tendida, pero para falar en serio, porque o resto é moi cansino e nada interesante», le dijo Feijoo a Gonzalo Caballero antes de desacreditar algunas consideraciones críticas que había lanzado el socialista. Y la misma oferta le hizo a Ana Pontón: «As eleccións xa foron», le recordó a la líder nacionalista, a la que pidió que discrepe con rigor de sus políticas.

Más que un discurso propositivo —que Feijoo resolvió el martes— el ya proclamado presidente pareció intentar sacar a sus adversarios de sus errores que les llevaron a alcanzar menos votos que el PPdeG, sumando incluso a las fuerzas extraparlamentarias, un salvoconducto que sacó a relucir en varias ocasiones para demostrarles que el camino de una oposición efectiva no es insistir en que el Gobierno gallego de la última década se ha dedicado a recortar en sanidad, a privatizarlo todo y a machacar el idioma y la cultura gallega. Cuestiones que, a su juicio, ya han sido contestadas en las urnas.

Pero fue más allá al corregir algunas propuestas que trascendían a lo urgente, que es la crisis sanitaria, para cuestionar algunos de los objetivos que plantearon tanto Pontón como Caballero. «As preocupacións dos galegos non son nin a autodeterminación nin a reforma do estatuto de autonomía», aunque expresó su curiosidad por conocer qué cambios propone el referente socialista en el texto que rige la política gallega. Al menos Feijoo consideró novedosa esta propuesta, calificativo que no concedió a otras ideas reiteradas por la portavoz nacionalista, a la que reprochó la «rutina» habitual de su formación con ideas como el concierto de financiación o la tarifa eléctrica gallega. «Se seguen así non teremos catro lexislaturas con maioría, serán cinco», resumió el portavoz Pedro Puy en su compleja labor de intercalar su discurso de defensa al Gobierno sin hacer sombra al líder. Sea cual sea la estrategia de la oposición, dejaron claro con uno de los escasos alborotos de la sesión que no van a cesar en sus críticas a la gestión sanitaria, que el presidente pidió que se apartara del debate político en los términos «demagóxicos» que se venía produciendo.

Las réplicas de Feijoo evidenciaron su intención estratégica de apuntar a Caballero para darle a Pedro Sánchez, al tiempo que hizo una extensa descripción de casos para cuestionar la aportación del diputado del BNG en Cortes, que apoyó al Gobierno socialista sin que a su entender Galicia se haya beneficiado de ello.

En un tono más institucional y emocional, Feijoo pidió respeto para labor parlamentaria y disculpas anticipadas por si en algún momento no está a la altura. Y pintó un panorama duro que le obligará a seguir hablando «con crudeza» porque habrá fallecimientos, contagios y restricciones, «pero traballarei para dicirlle aos galegos que pandemia acabou».

«Veño pedirlles a súa confianza, pero se iso non o teño, veño pedirlles axuda»

El presidente de la Xunta repartió sus tiempos de réplica para defender la gestión de los últimos años y para tender la mano en futuros acuerdos de relevancia, especialmente los relativos a la gestión de la pandemia o a la reactivación económica de Galicia. Pero también dejó margen para aceptar y debatir iniciativas de la oposición, a la que, más que la confianza del voto afirmativo, le reclamó «axuda» para salir adelante. Si esas propuestas no llegan, el PPdeG avanzará con las suyas, medio centenar, entre las que destacó una docena.

Sanidad

Reorganización. Feijoo puso el acento en recordar las medidas sanitarias que incorpora el programa popular e iniciativas que den respuesta a la pandemia, como reorganizar y dimensionar el Sergas, la elaboración de textos legales como el que se enviará al Gobierno central, la ampliación de hospitales y la construcción de nuevos centros de salud o la conversión de la atención primaria en un servicio más resolutivo.

Economía

Reactivación. Volvió a poner en la mesa de diálogo social la base de cualquier iniciativa para la reactivación económica de Galicia, y pidió a los diputados nacionalistas que animen a la CIG a sumarse a las aportaciones. La situación sanitaria y sus efectos obligarán a replantear el plan estratégico para la próxima década, y reformular el Xacobeo.

Política Social

Apoyo a las familias. Entre las distintas medidas sociales anunciadas por Feijoo, ayer destacó las referidas al apoyo a las familias numerosas o la construcción en las ciudades de siete residencias de mayores, para las que ya existirá un nuevo protocolo de relación entre estos centros y la atención sanitaria. En el ámbito educativo reconoció que en el regreso a las aulas «probablemente non estivemos á altura das circunstancias», pero reiteró que la información a las familias será una constante del Gobierno gallego en los próximos meses. Antes de cerrar sus intervenciones, Feijoo recomendó que, ante los complicados tiempos que vienen, será conveniente «compartir o diagnóstico para acertar co tratamento».

Santalices informa hoy al rey, y el domingo Feijoo desvelará su Gobierno

A pesar de que el resultado electoral del 12 de julio, con mayoría absoluta del PPdeG, aplanaba el panorama político de Galicia, los trámites legales y el calendario impedirán a Feijoo tener su Gobierno al completo hasta dos meses después de su victoria. El presidente del Parlamento informará hoy al rey Felipe VI de la decisión de los diputados gallegos de nombrar al único candidato posible, despejando oficialmente el escenario para que mañana tome posesión de su cargo en un acto que tendrá lugar en O Hórreo y que será mucho más contenido que en otras ocasiones por seguridad sanitaria. Por el mismo motivo se ha optado por no organizar un acto civil abierto al público en el Obradoiro, el mismo que Manuel Fraga popularizó con la presencia multitudinaria de gaiteiros.

El ya presidente electo dedicará la tarde del sábado y la mañana del domingo a ultimar su Gobierno y a informar telefónicamente a sus miembros de su situación, continúen o no en el equipo.

El propio domingo hará públicos los nombres de los conselleiros, que tomarán posesión el lunes por la mañana para participar en la primera reunión del Consello da Xunta en el pazo de Raxoi. Los segundos niveles y los nombramientos de otros organismos se anunciarán en las siguientes reuniones ejecutivas.

Votación de investidura de Núñez Feijoo Pontón y Gonzalo Caballero desean suerte a Feijóo y coinciden en el mensaje: «Sus aciertos serán los de todas»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Feijoo ante su cuarto mandato: «Traballarei para poder dicirlles aos galegos que a pandemia acabou»