Un crítico de Jácome calcula que el alcalde ourensano gastó 800.000 euros del partido sin comunicar su destino

«Yo lo que no quiero es ir a la cárcel. Estamos hablando de dinero público», dice Manuel Álvarez Fernández


ourense / la voz

Gonzalo Pérez Jácome gastó 800.000 euros entre los años 2015 y 2019 sin que sus compañeros de partido sepan el destino de ese dinero. Ese es el cálculo que hace Manuel Álvarez Fernández, uno de los concejales críticos con el líder de la formación. Democracia Ourensana no ha renovado sus órganos de dirección desde que se fundó en el año 2001 y él figura todavía como vicepresidente. Teme, por ello, que un posible uso irregular de ese dinero termine por salpicarle y, por eso, según explicó ayer a La Voz, firmó la denuncia en Fiscalía contra el líder del partido y alcalde de Ourense.

Todo el problema empezó, según dice, cuando el regidor pidió una donación extra a los asesores contratados por DO. «A mí lo que me extrañó es que se queje de que no hay dinero. Lleva unos meses diciendo que no hay dinero en el partido. Entonces, yo calculé lo que se ingresó desde el año 2015 al 2019, y a mí me resultaba una cifra que rondaba los 800.000 euros entre donativos y las asignaciones del grupo en el Concello y en la Diputación. Yo no entiendo que no quede dinero», resume Álvarez, que explica que las donaciones eran, en algunos casos, «muy abultadas». Él, según dice, aportaba 600 euros al mes y lo hacía de forma voluntaria, pero quiere saber en qué se ha gastado ese dinero: «Se le pidieron explicaciones y no las da».

El concejal, fundador de Democracia Ourensana, asegura que no sabe a qué puede haberse destinado esa suma. «Yo lo único que sé es que él dice que no hay», apunta Álvarez, que reitera su temor a una investigación judicial por posibles irregularidades: «Yo nunca vi las cuentas, nunca toqué un duro y nunca firmé nada. [...] Él cree que yo lo odio, pero yo no lo odio. Yo lo que no quiero es ir a la cárcel. Estamos hablando de dinero público».

El PSOE se aleja del PP

Por otra parte, el portavoz del PSOE en el Concello de Ourense, Rafael Rodríguez Villarino, matizó sus palabras del pasado viernes sobre un posible gobierno de concentración con el PP. El «podería ser» que dijo entonces provocó un «malentendido», aseguró ayer el también secretario provincial del PSOE.

«O que ocorreu foi unha mala interpretación», aseguró Villarino, que añadió: «Ningunha persoa do PSOE, aínda que sexa o voceiro municipal ou o secretario provincial, pode dicir que si ou que non, aceptar ou descartar unha proposta, sen pasar polos órganos do partido». El líder del PSOE insistió ayer en que se trató de un «malentendido» ya resuelto y no de un «síntoma ou sinal dalgún tipo de división», aclaró.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un crítico de Jácome calcula que el alcalde ourensano gastó 800.000 euros del partido sin comunicar su destino