La Xunta no descarta retrasar el inicio del curso «nalgunha zona concreta»

Mientras Pedro Sánchez insiste en que los colegios deben abrirse, Madrid cambia fechas para escalonar la vuelta a las aulas por edades y bajar ratios

Carmen Pomar visitando unas obras en Ourense este martes junto a Manuel Baltar
Carmen Pomar visitando unas obras en Ourense este martes junto a Manuel Baltar

redacción / la voz

Después de que el presidente de la Xunta indicase el lunes que su deseo es «empezar o curso no mes de setembro», este martes la conselleira de Educación precisó que la fecha concreta es la ya prevista. «Nun principio, se as circunstancias o permiten, as clases serán presenciais, e para infantil e primaria botarán a andar ese día 10 de setembro», señaló Carmen Pomar durante una visita a las obras de un centro de FP en Ourense, según informa Miguel Ascón.

Pero la conselleira estableció una salvedad y no descartó que pueda ser necesario retrasar la vuelta a las aulas en algún área geográfica: «Pode haber algún tipo de circunstancia, ao mellor nalgunha zona concreta, que leve ás autoridades sanitarias a facer algún tipo de restricións. Sempre estariamos supeditados a esas restricións sanitarias, que poden afectar aos centros escolares e a calquera outra actividade», reconoció. Precisamente, a la evolución de los datos epidemiológicos y a las recomendaciones del comité clínico de expertos volvió a cifrar Pomar cualquier cambio en el protocolo de la Xunta para el inicio del curso escolar.

Cambio de fecha y bajada de ratios en Madrid

Mientras Galicia y otras comunidades como Andalucía, confirman que mantienen sus planes de vuelta a las aulas en las fechas marcadas y optando por la presencialidad, Madrid ha decidido modificar sus previsiones. El cambio más llamativo es la decisión de escalonar por edades el inicio del curso, ganando tiempo para habilitar nuevos espacios donde dar clase, ya que el Ejecutivo madrileño prevé bajar las ratios a 20 alumnos por aula en infantil y primaria y a 23 en los dos primeros cursos de la ESO.

Según el calendario anunciado este martes, el regreso a clase en Madrid arrancará el 4 de septiembre, con la incorporación de los niños de 0 a 3 años (una etapa no obligatoria), y no se cerrará hasta el 28 del mismo mes con la vuelta de los alumnos de FP superior. En medio, el resto de incorporaciones. Educación Especial y los cursos de infantil de 3 a 6 años comenzarán el 8 de septiembre. En Primaria, el alumnado de 1.º, 2.º y 3.º iniciará las clases ese mismo día 8, y nueve días después, el 17, se sumarán 4.º, 5.º y 6.º. En secundaria, serán los estudiantes de 3.º y 4.º los primeros en volver, el 9 de septiembre, mientras que 1.º y 2.º no arrancarán hasta el 18. Los cursos de bachiller comenzarán el 9 de septiembre, la FP media, el 18, y la educación para adultos, el 14.

Para los alumnos más mayores, a partir de 3.º de la ESO, la docencia será semipresencial. Asistirán a clase bien por franjas horarias, bien en días alternos, completando entre un tercio y la mitad del horario semanal. En esa línea, se adquirirán unas 6.000 cámaras para instalar en las clases y que los estudiantes puedan seguirlas desde casa.

El consejero de Educación madrileño confirmó además la incorporación de casi 11.000 educadores y docentes para reforzar los distintos niveles educativos, con contratos temporales «en tanto en cuanto las circunstancias exijan su presencia en los centros».

En lo que sí coinciden las propuestas de Madrid y Galicia es en hacer la mascarilla obligatoria a partir de los seis años durante toda la jornada lectiva, aunque el protocolo madrileño contempla que si la situación epidemiológica mejora, pasará a ser a partir de los once.

«Los colegios deben abrirse», insiste Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, declaró este martes que «las puertas de los colegios deben abrirse». «Esa es la hoja de ruta y no hay otra», insistió, para luego asegurar que los alumnos van a estar más seguros en los centros educativos que en otros lugares en los que puedan pasar su tiempo libre. Sánchez defendió la labor realizada por los ministros de Educación y de Universidades y aseguró que el Ejecutivo central lleva «meses» trabajando en el diseño del nuevo curso, aunque descargó la responsabilidad última en las comunidades. En cuanto a su reunión prevista con los presidentes autonómicos sobre la vuelta a las clases, confirmó que será telemática y se hará en septiembre.

BNG y PSdeG reclaman a la Xunta más fondos y coordinación para abordar el comienzo de las clases

Los dos grupos de la oposición parlamentaria, BNG y PSdeG-PSOE, demandaron del Gobierno gallego que ponga fin a la «inacción» y disponga de las medidas y la financiación correspondiente para garantizar que el regreso a las aulas se haga de manera segura.

El portavoz de educación del BNG, Manuel Lourenzo, mantuvo en el Parlamento un encuentro con representantes de las AMPA para escuchar sus demandas de cara al inicio del nuevo curso. Y tras la reunión constató la sensación de «abandono» que invade a la comunidad educativa, pues considera que «logo de cinco meses, non temos nin una soa iniciativa que nos permita despexar o horizonte».

Lourenzo marcó la posición del BNG, que consiste en apoyar un reinicio de la actividad lectiva presencial, «mentras a situación sanitaria o permita», con protocolos y un «esforzo» de financiación para garantizar las medidas de seguridad y distanciamiento social en los centros.

Por su parte, el líder del PSdeG, Gonzalo Caballero, instó a la conselleira de Educación en funciones, Carmen Pomar, a reunirse con los grupos parlamentarios y la comunidad escolar para consensuar medidas que le permitan «deixar atrás a improvisación, a falla de consenso e a inacción» ante el inicio del curso.

El Sergas hará también pruebas serológicas a todo el personal de las escuelas infantiles

S. PÉREZ / R. S.

La Consellería de Educación ha confirmado que las pruebas serológicas que en un primer momento se anunciaron para el profesorado de los centros educativos también se le realizarán al personal no docente. Una decisión que ya se había adoptado en las escuelas infantiles, que dependen de Política Social.

A última hora del pasado jueves, el Sergas comenzó a citar a los profesionales de los centros educativos gallegos. Los maestros con plaza en la provincia de Ourense fueron los primeros a los que se le realizó la prueba. La convocatoria, que comenzó este lunes en el Santa María Nai, reunirá a 4.000 profesionales.

En el área sanitaria de Pontevedra y O Salnés está previsto que se inicien mañana los cribados preventivos mediante test rápidos de anticuerpos de doble banda al personal de los centros. Se espera que un total de 4.000 profesionales de los 26 ayuntamientos del área realicen la prueba.

 La extracción consiste en un proceso simple mediante un pinchazo en un dedo para recoger una gota de sangre del paciente. A continuación, el tiempo de espera estimado para conocer el resultado está en torno a los diez minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La Xunta no descarta retrasar el inicio del curso «nalgunha zona concreta»