7.000 personas están movilizadas contra el fuego, mientras continúa el plan de desbroce

El Gobierno gallego mantiene la «guardia alta» e intensifica el control sobre los montes con medios humanos


La Xunta continúa con los trabajos de desbroce en márgenes de carreteras autonómicas para prevenir incendios. En concreto, realiza tareas en Noia, Fisterra, Ferrol, Terra Chá y Ourense. La próxima semana seguirán las actuaciones en la carretera AC-554, en Outes; en la AC-445, en Corcubión, Cee y Fisterra; en la VG 1.2, en Ares y Mugardos; en la CG 2.2, en Lugo y en O Corgo; y en la conexión de la autovía A-52 con la N-525, en San Cibrao das Viñas. Las actuaciones se centran en la retirada de especies pirófitas y en rozas en los márgenes de carreteras, así como en el acondicionamiento de sendas peatonales. Desde el inicio de estas actuaciones en mayo ya limpiaron vías en A Mariña, O Baixo Miño, Vigo y la provincia de Ourense, entre otras.

Por otra parte, el director xeral de Defensa do Monte, Tomás Fernández-Couto, puso en valor el «refuerzo» que supone la incorporación del Ejército a las tareas de vigilancia, persecución y disuasión de los incendiarios, en una reunión reciente del Comité de Coordinación Policial Antiincendios, un órgano que refuerza la colaboración en este campo entre la Xunta y las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. Este órgano evaluó la relevancia disuasoria del despliegue de 27 patrullas militares por el territorio gallego, sobre todo en las zonas con más actividad incendiaria.

El titular de Defensa do Monte precisó que el Gobierno gallego mantiene la «guardia alta» e intensifica el control sobre los montes con medios humanos y materiales, a través de un dispositivo que ronda las 7.000 personas movilizadas, contabilizando tanto los medios de la propia Xunta como los de los ayuntamientos, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y del Ministerio de Defensa.

Cámaras

A mayores, existen 120 cámaras que vigilan y permiten localizar comportamientos sospechosos, y también hacer un seguimiento de la evolución de los incendios. Con ellas, la Xunta monitoriza alrededor del 60 % del territorio gallego. Fernández-Couto volvió a apelar a la colaboración ciudadana, a través del teléfono específico para alertar de un incendio, el 085, y el número anónimo, confidencial y gratuito para denunciar actividades incendiarias: 900 815 085.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

7.000 personas están movilizadas contra el fuego, mientras continúa el plan de desbroce