Colau rechaza el acuerdo de la FEMP con Hacienda y anuncia que Barcelona tampoco cederá sus remanentes

Es la primera regidora ligada a Podemos que se desvincula, y se une a alcaldes de ciudades como Pontevedra, Madrid o Lérida en su negativa al decreto del Gobierno

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona
R.S.
Redacción

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha calificado de «inaceptable» el acuerdo del Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) sobre el uso de los remanentes y el superávit municipal, y considera que «es una falta de respeto e incomprensión hacia el municipalismo». Es la primera alcaldesa vinculada a Podemos que se desmarca de este acuerdo; el partido de Pablo Iglesias se abstuvo en la votación que facilitó ese acuerdo, hace justo una semana. 

Los ayuntamientos gobernados por En Común Podem (la marca de Podemos en Cataluña), por lo tanto, no cederán los remanentes de tesorería municipales al Gobierno central. Consideran que la propuesta del Ministerio de Hacienda «vulnera la autonomía municipal y pone trabas a los gobiernos locales para gestionar sus recursos».

«La propuesta que ha hecho el Ministerio de Hacienda es sencillamente inaceptable porque no nos da ningún fondo extraordinario y además pretende que le entreguemos los ahorros que hemos hecho con la buena gestión de estos años para que él nos devuelva una pequeña parte», ha lamentado Colau este martes.

Ha recordado, además, que el pleno de la capital catalana expresó con unanimidad su desacuerdo con la propuesta del Ministerio de Hacienda. «Los remanentes los necesitamos más que nunca para atender las necesidades más básicas de nuestra población. La ciudadanía más necesitada no va a los ministerios ni a las consejerías a pedir ayuda, sino a los servicios sociales locales», ha dicho.

La edil ha subrayado que, desde el Ayuntamiento de Barcelona, no dudará en usar todos los recursos para atender a las necesidades básicas de los ciudadanos: «Si esto quiere decir que a final de año se habrá hecho déficit y tendremos que usar una parte de estos remanentes, pues los habremos usado». En ese sentido, ha alertado de que los ayuntamientos ya estaban «muy infrafinanciados» antes de la crisis causada por el covid-19, que ha provocado que el consistorio haya dejado de ingresar unos 300 millones de euros y haya incrementado el gasto social, ha explicado.

Ha pedido «un poco de justicia» para que los ayuntamientos puedan usar toda su capacidad financiera y ha confiado en que a partir de septiembre se revise el decreto ley que recoge el acuerdo entre el Gobierno central y la FEMP, ya que no cuenta con los apoyos suficientes para ser convalidado en el Congreso.

«Este decreto tiene que cambiar radicalmente porque no solo es injusto porque pretende que nuestros recursos vayan al Estado cuando nosotros necesitamos ampliar nuestra capacidad de gasto, sino que además no permite ayudar a quien más lo necesita», ha valorado Colau. «El Ministerio de Hacienda tendrá que rectificar sí o sí», ha señalado, y ha lamentado no haber podido negociar el acuerdo.

Colau se une a tantos otros alcaldes de España, como Lores (Pontevedra), Martínez-Almeida (Madrid) o Pueyo (Lérida), que han trasladado públicamente su negativa al acuerdo, propuesto por el Gobierno y liderado por Abel Cabalero, alcalde de Vigo y presidente de la FEMP. El PP, además, ha certificado que ninguno de los municipios de España en los que gobiernan cederán sus remanentes al Estado a modo de protesta. Colau, incluso, no es la primera alcaldesa cercana a Podemos, partido que actualmente forma parte del Gobierno, que critica este acuerdo. Se suma a José María González, Kichi, regidor de Cádiz, de Adelante Andalucía, en el rechazo a esta medida. 

Alcaldes de PP, Ciudadanos, Esquerra, PDECat, PNV y BNG se unen contra el acuerdo de los ayuntamientos con Hacienda

André Siso Zapata / Serxio Barral

Los firmantes exigen a Hacienda que se distribuya el superávit entre todos, no solo entre quienes tienen liquidez

Diez alcaldes de ocho partidos han acudido esta mañana a una reunión telemática en la que han pactado un documento de rechazo al acuerdo de Hacienda que permite a los ayuntamientos el uso de su superávit y exigen que el fondo de 5.000 millones de euros se reparta entre todos los concellos, no solo entre quienes tienen liquidez.

En la reunión, han participado los alcaldes de Bilbao (PNV), Granada (Cs), Cádiz (Adelante Andalucía), Lérida (ERC), Pontevedra (BNG), Reus (PDECat), Santa Cruz de Tenerife (CC), Madrid, Murcia y Zaragoza, estas tres últimas regidas por el PP. Tres de los partidos denunciantes, ERC, PNV y BNG, son apoyos habituales del Gobierno central, compuesto por PSOE y Unidas Podemos, a la hora de aprobar iniciativas parlamentarias. Esta vez, sin embargo, les tendrán en contra. Incluso Kichi, alcalde de Cádiz y uno de los fundadores de Podemos, se ha mostrado en contra del acuerdo. Los firmantes advierten que sus partidos suman más de 180 diputados en el Congreso, por lo que la convalidación del real decreto-ley se antoja muy difícil.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Colau rechaza el acuerdo de la FEMP con Hacienda y anuncia que Barcelona tampoco cederá sus remanentes