Carreteras que «perdonan» y tramos 2+1: así es la nueva seguridad vial

Mejorar la red viaria con el nuevo modelo dará a los conductores mayor protección

Foto del comienzo de un tramo del tipo 2+1 en una carretera de Cataluña, que permite adelantar sin riesgo de colisión frontal
Foto del comienzo de un tramo del tipo 2+1 en una carretera de Cataluña, que permite adelantar sin riesgo de colisión frontal

Redacción / La Voz

El conductor, el coche y la carretera. Son los tres ejes sobre los que pivota la seguridad vial de cualquier país. En el tráfico actual desentonan los conductores que se saltan las normas y, por supuesto, los coches en malas condiciones. Pero también quedan fuera del foco las carreteras que no se adaptan al nuevo concepto de seguridad vial. El escenario por el que se mueven los otros dos protagonistas debe contar con medidas de protección suficientes para poder afrontar los inevitables errores humanos, y ahí entra el nuevo concepto de infraestructura viaria: las carreteras que perdonan, y los tramos 2+1, que permiten adelantar sin peligro de colisión frontal en las carreteras convencionales de doble sentido, donde ocurren el 80 % de los accidentes mortales.

Pero, ¿qué son las carreteras que perdonan? Son vías que se diseñan con las máximas garantías para evitar accidentes, y, si estos se producen, minimizar las consecuencias. Hay varios indicadores que las identifican, con las que se busca que un error humano o un fallo del vehículo no sean letales, y que el conductor cuente con una segunda oportunidad. Por ejemplo, deben ser carreteras con cunetas suaves para que un coche que se salga de la vía pueda regresar a ella sin daños importantes. El objetivo es eliminar los obstáculos contra los que un coche se estrellaría, como pueden ser las señales, los muros de piedra, las cunetas profundas, las bocas de canalización o las tajeas. En este último caso se están colocando una especie de rejillas de protección que hacen que el coche no se estrelle, sino que siga su circulación sin impactar contra nada. En Galicia es la conselleira de Infraestructuras la que tiene bajo su responsabilidad la conservación de su red viaria, y ya se están haciendo obras para mejorar la casa. Otro aspecto que debe llevar una calzada para tener el sobrenombre de carretera que perdona es el de contar con señalizaciones claras y que se distinguen al salir del muro.

Guardarraíles más seguros

El concepto de carreteras que perdonan también debe incluir protecciones laterales de máxima seguridad, los temidos guardarraíles. Para evitar los daños en un accidente, esas protecciones laterales deben tener la capacidad de disminuir la gravedad de los accidentes de moto. El otro concepto relevante es el de los tramos 2+1, que solo hay por ahora en vías convencionales de Cataluña y que consisten en el desdoblamiento de carriles en un sentido durante varios kilómetros de la vía para permitir el adelantamiento de vehículos pesados sin riesgo de colisión frontal, ya que los dos sentidos están separados por medianas físicas.

Elena de la Peña, subdirectora de la Asociación Española de la Carretera (AEC), destaca los resultados positivos en Cataluña y espera que pronto ese tipo de tramos sean una realidad más visible.

La DGT que todo lo ve: 12 infracciones increíbles cazadas desde el aire

La Voz
;
Marcha atrás, en sentido contrario, picándose con otro conductor... conductores pillados desde el aire En lo que llevamos de año, 487 personas han fallecido en accidente de tráfico en las carreteras

«Operación 15 de agosto»: se desplegarán 1.324 puntos de control de velocidad, 11 drones y 15 furgonetas camufladas

En lo que llevamos de año, 487 personas han fallecido en accidente de tráfico en las carreteras. Y aunque según la DGT los desplazamientos de largo recorrido han descendido un 15% en los dos primeros fines de semana de agosto respecto al mismo período del año pasado, Tráfico pone en marcha la «Operación 15 de agosto» para intentar reducir esa cifra, siempre alta, de víctimas mortales. 

En las carreteras españolas se siguen viendo distracciones, coches en sentido contrario, excesos de velocidad, adelantamientos antirreglamentarios, conducción negligente, positivos por alcohol y drogas al volante o el no uso del cinturón de seguridad. Solo hay que ver el vídeo que acompaña esta información, con 12 infracciones de todas las que capta la DGT. Especialmente numerosa es el uso del móvil mientras se va conduciendo. Los helicópteros de Tráfico han captado casos en los que el conductor no es que aparte la vista, sino que usa las dos manos para manipular el teléfono mientras lleva el volante con la rodilla. La situación es grave y tal y como llegó a asegurar Tráfico, usar el móvil mientras se conduce es igual que conducir borracho y multiplica por cuatro las posibilidades de sufrir un accidente.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Carreteras que «perdonan» y tramos 2+1: así es la nueva seguridad vial