Feijoo opta por el continuismo y evita dar pistas sobre su próximo Gobierno

Decide mantener a Santalices y a Calvo al frente del Parlamento, incorporando a Corina Porro, en un atípico inicio de legislatura


santiago

El primer acto político de la nueva legislatura autonómica, la undécima, sirvió ayer para constituir el Parlamento de Galicia en un clima atípico, marcado por las medidas de distanciamiento social impuestas por el covid-19 y la ausencia de público en la tribuna de invitados. El líder del PPdeG y jefe del Ejecutivo en funciones, Alberto Núñez Feijoo, optó por la continuidad para conformar el staff del órgano legislativo, revalidando a Miguel Santalices y a Diego Calvo como presidente y vicepresidente primero de la Cámara, y también a Pedro Puy como portavoz parlamentario, sin dar ninguna pista de cómo será su futuro Gobierno, el que nombrará tras su cuarta investidura como presidente de la Xunta, prevista inicialmente para la última semana del mes de agosto.

El único cambio que viene derivado de la elección de los cinco miembros de la Mesa del Parlamento afectará a la estructura periférica de la Xunta. Corina Porro, hasta hace unos meses delegada territorial del Gobierno gallego en Vigo, fue elegida secretaria de la Mesa en sustitución de Raquel Arias, lo que obligará a Feijoo a buscarle un recambio para la ciudad olívica y quizás también a llevar a Arias a alguna responsabilidad gubernamental.

En círculos del PP también se especuló en los últimos días con la posibilidad de que el economista Diego Calvo, presidente del partido en la provincia de A Coruña, pudiera entrar a formar parte del futuro Gobierno de Feijoo. Es una opción que parece enfriarse, pues ayer fue renovado como vicepresidente primero de la Cámara, aunque con el líder del PPdeG no conviene dar nada por hecho, ya que nada le impide reclutar en el futuro a Calvo para el Ejecutivo y sustituirlo en O Hórreo. Al fin y al cabo, los populares tienen una mayoría holgada para hacer este tipo de cambios como les plazca.

La oposición también propuso dos de los cinco puestos de la Mesa, que son la diputada del BNG Montse Prado, que será vicepresidenta segunda, y la socialista ourensana Marina Ortega, que actuará de vicesecretaria.

Feijoo también extendió el continuismo a la dirección del grupo parlamentario del PP, decidida también ayer. Como portavoz, volvió a depositar su confianza en Pedro Puy, que viene desempeñado este puesto desde el año 2011, a la vez que revalidó como viceportavoces a Miguel Tellado, secretario general del partido, y a la compostelana Paula Prado. A ellos añadió una tercera: Elena Candia, exalcaldesa de Mondoñedo y presidenta provincial del PP de Lugo, que con este nombramiento parece quedar atada al Parlamento y con menos opciones de entrar a formar parte del Ejecutivo.

Tras la constitución de la Cámara, las fuerzas disponen ahora de plazo hasta el próximo miércoles para formar los grupos parlamentarios y designar portavoces, algo que no ofrece sorpresas, pues este papel en el BNG lo desempeñará Ana Pontón y en el PSdeG, Gonzalo Caballero.

El 17 de agosto culmina el plazo para ir constituyendo una a una las comisiones parlamentarias, con sus Mesas correspondientes y los diputados que tendrán adscritos, y la idea que maneja tanto en el Gobierno gallego como en el Parlamento es la de poder encajar la sesión de investidura de Feijoo entre el 25 y el 28 de agosto, lo que permitiría arrancar septiembre con la formación de un nuevo Gobierno en el que el líder del PPdeG puede jugar aun todas las cartas. La conferencia de presidentes que pretende celebrar Pedro Sánchez a finales de mes es lo único que puede alterar este calendario.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Feijoo opta por el continuismo y evita dar pistas sobre su próximo Gobierno