La Confederación Hidrográfica prepara una sanción al ADIF por tirar los vagones al Sil

Todavía no hay fecha para la retirada de los restos del convoy del cauce fluvial


O Barco

La Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS)  ha abierto diligencias previas sobre los posibles daños causados por el ADIF al tirar al río Sil dos vagones de un tren que había descarrilado en Sobradelo (Carballeda de Valdeorras). Y aunque todavía continúan las pesquisas, el presidente del organismo de cuenca avanzó ya que habrá multa. «Obviamente [el expediente] tiene que pasar por una sanción económica y, lo más importante, la restitución del daño ambiental causado, incluido la retirada de los vagones del dominio público hidráulico», aseguró José Antonio Quiroga.

Recordó que el domingo la CHMS recibió la comunicación del ADIF de que iban a tirar los vagones, y desde el organismo se respondió que la maniobra no estaba autorizada, y que no era autorizable en los términos planteados. En cambio, esa misma tarde «para nuestra sorpresa nos encontramos que la empresa ejecuta la acción», resaltó Quiroga, lo que calificó como «sorprendente actuación a cargo de la autoridad ferroviaria».

Además de los posibles daños provocados al medio ambiente que investiga CHMS, hay varias pesquisas más en marcha sobre lo ocurrido. El propio ADIF aseguraba estar recopilando los pormenores de lo sucedido para ver si depura responsabilidades; mientras que la Xunta ha abierto dos investigaciones más. Los agentes medioambientales de la Dirección Xeral de Patrimonio Natural llevan dos días trabajando sobre el terreno para ver si ha habido afección al medio ambiente; y los inspectores de residuos de la Dirección Xeral de Calidade Ambiental comprueban posibles infracciones en este sentido. De corroborarse, se abrirían expedientes sancionadores.

;
Así se tiraron al río Sil dos vagones de tren descarrilados El Adif no había recibido permiso para la maniobra, con importantes impactos ambientales

Por otro lado, la conselleira de Medio Ambiente, Ángeles Vázquez, envió sendas cartas a los ministros de Transportes y Transición Ecológica, José Luis Ábalos y Teresa Ribera, pidiéndoles que diriman responsabilidades y, además, se lleve a cabo la retirada de los vagones lo antes posible.

Y en eso está trabajando el ADIF, que este miércoles mismo volvía a cortar el tráfico ferroviario en el tramo entre Ponferrada y A Rúa de Valdeorras (tras haberlo abierto apenas seis horas) para «poder iniciar las operaciones necesarias para retirar los vagones descarrilados, ya que será necesario acondicionar la vía para tal fin». Son cuatro los que siguen en la zona del descarrilamiento, dos colocados junto a las vías (como paso previo a poder levantarlos para devolverlos a los raíles) y dos que fueron tirados ladera abajo, llegando uno al cauce del Sil y quedando el otro en mitad del terraplén.

Sin dar una fecha concreta para la finalización de los trabajos, desde el ADIF apuntaban a que serán necesarios «varios días».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La Confederación Hidrográfica prepara una sanción al ADIF por tirar los vagones al Sil