Los concellos gallegos podrán entregar 1.300 millones de remanente al Gobierno

El PSOE se queda solo al aprobar ceder el ahorro de los ayuntamientos al Estado y rompe la unanimidad de la FEMP, con la oposición hablando de «confiscación»

a. martínez
vigo / la voz

Casi veinte días después de que el presidente de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias), el socialista Abel Caballero, asegurase que la solución para el uso de los remanentes municipales estaba «muy encaminada», y tras haber aplazado varias veces la votación sobre la propuesta en un intento de recabar apoyos, el organismo que agrupa a las entidades locales españolas dio este lunes el visto bueno a la propuesta de Hacienda. Pero lo hizo con el apoyo único de los representantes del PSOE y obligando a Caballero a hacer uso de su voto de calidad como presidente. En la Junta de Gobierno de la FEMP se registraron doce votos a favor (los de los socialistas), otros doce en contra (diez del PP, uno de Ciudadanos y otro del PdeCat) y una abstención por parte de IU-Podemos, que vio las medidas insuficientes.

Ese empate hizo necesario tirar de reglamento, permitiendo que la postura favorable del presidente de la FEMP inclinase la balanza. Se dio así el visto bueno para que los ayuntamientos pongan sus remanentes (que suman más de 14.000 millones de euros, unos 1.300 en Galicia) a disposición del Estado. Será de manera voluntaria ayuntamiento a ayuntamiento, y en un préstamo que les será devuelto al cien por cien. A cambio, los municipios que los cedan participarán proporcionalmente de un fondo extra de hasta 5.000 millones de euros, de los que 2.000 serán transferidos este año y 3.000, el que viene. 

Tras la votación, Caballero aseguró que se trata de un acuerdo «singularmente relevante» para el municipalismo, ya que atiende sus demandas, permitiendo sortear las trabas legales para el uso del superávit y poniendo a disposición «inmediata» financiación extra. Su partido fue más allá se tildó de «histórico» el documento que, aseguran, acaba con el «austericidio local» implantado por Cristóbal Montoro.

Desde los grupos contrarios al acuerdo se acusó a los socialistas de «dinamitar» el consenso que venía presidiendo la toma de decisiones en el seno de la FEMP. «Se ha tenido que votar, lo cual es una mala noticia porque se rompe una forma de trabajar en torno al consenso que había dado buen resultado hasta ahora», señaló Jorge Azcón, portavoz del PP en la Federación y alcalde de Zaragoza, que destacó además, que el PSOE se quedó solo en su apoyo al documento: «No ha conseguido convencer a ningún otro partido y eso es doblemente preocupante», incidió.

Azcón también opinó que la propuesta de Hacienda «crea de un plumazo ciudades de primera y de segunda», una apreciación que compartió el portavoz de Ciudadanos en la FEMP y alcalde de Granada, Luis Salvador. «Habrá alcaldes que puedan ayudar a sus vecinos y otros que no, porque no tienen recursos ni remanentes», indicó el representante de la formación naranja, en alusión al hecho de que los ayuntamientos que no disponen de remanentes para ceder al Estado no podrán acceder al fondo de 5.000 millones de euros.

Tampoco el BNG ve con buenos ojos lo acordado. «Pódeno vestir como queiran, pero é unha incautación», opinó Carme da Silva, miembro de la executiva nacional del Bloque y del equipo municipal de Fernández Lores en el Concello de Pontevedra. Da Silva consideró que el documento no responde al «clamor» de los municipios gallegos para usar sus ahorros, y recuerda que no tiene asegurada la luz verde en el trámite parlamentario.

Unos 1.300 millones en Galicia

Según informa Rosa Estévez, el presidente de la Federación Galega de Municipios e Provincias, Alberto Varela, apunta que el documento se debatirá este martes en la junta de portavoces para analizarlo. Recuerda que muchos concellos llevan tiempo reclamando la derogación de la regla de gasto y valora el acuerdo como una forma de «ir sorteando algunos de los obstáculos» que plantea la conocida como Ley Montoro.

La FEGAMP estima que el remanente de los ayuntamientos gallegos es de 800 millones de euros al término del 2019, 66 más que el año anterior. Si se suma el superávit de las diputaciones, el ahorro de las entidades gallegas asciende a entre 1.300 y 1.400 millones de euros.

Comparecencia de Montero

Distintos representantes autonómicos y locales, especialmente del PP, han llamado a los ayuntamientos a rebelarse contra lo que consideran una jugada para «confiscar los ahorros de los ayuntamientos», que según el presidente del PP ourensano José Manuel Baltar el Gobierno mantiene «secuestrados». Pero además, los populares ya han anunciado que pedirán la comparecencia urgente en el Congreso de la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ante el «ataque histórico» a las entidades locales que le atribuyen.

La propia Montero respondió acusando a los populares de «mentir» porque «Hacienda ni roba ni expropia», sino que los ayuntamientos «ganan en recursos», aseguró.

Algunas claves del acuerdo: devolución con intereses y un 2020 sin regla de gasto

El núcleo central del acuerdo aprobado gira en torno a la propuesta inicial de que los ayuntamientos presten sus remanentes al Estado de forma voluntaria, pero incluye otros detalles.

devolución con intereses

Y acceso al fondo de 5.000 millones. El cien por cien fondos cedidos por los ayuntamientos les serán devueltos con intereses en el plazo de diez años, a partir del 2022. De manera más inmediata, los municipios que presten dinero tendrán acceso a un fondo de hasta 5.000 millones de euros a fondo perdido, de manera proporcional a las cantidades que aporten, recibiendo como mínimo el 35 % de lo que entreguen. 2.000 millones se desembolsarán en este 2020 y los 3.000 restantes, el año próximo. El dinero podrá dedicarse a gastos no financieros relacionados con estas tres áreas: agenda urbana y movilidad sostenible, cuidados de proximidad y cultura.

Suspender regla de gasto

Y uso del superávit del 2019. El acuerdo autoriza a las entidades locales a usar sus superávits o remanentes de tesorería del 2019 para financiar gastos de este año. Pero además, en este 2020, de manera excepcional, no se les exigirá el cumplimiento de la regla de gasto, una limitación que restringía de manera importante el margen de maniobra de los ayuntamientos ante los efectos de la crisis sanitaria, económica y social. Se prorroga también la regla especial del destino del superávit del 2019 y el procedimiento de inversiones con cargo al del 2018. También se mantendrá la liquidación del ejercicio del 2018, positiva para los ayuntamientos en 600 millones.

transporte

Fondo extraordinario. Se establecerá un fondo extraordinario con cargo a los presupuestos generales de 275 millones de euros para compensar el déficit de los servicios de transporte de competencia municipal ocasionado por la pandemia. El fondo podrá ampliarse hasta los 400 millones si se justifican más necesidades.

municipios sin liquidez

Dos vías. Además del alivio que supone la suspensión de la regla de gasto, para aquellos municipios con una situación económica más compleja, sin liquidez o en riesgo financiero, habrá dos vías de apoyo. Por un lado, las diputaciones provinciales podrán formalizar préstamos y transferencias finalistas no reintegrables. Por otro, se revisarán las condiciones financieras de los préstamos que estas entidades locales tengan formalizados con el Fondo de Financiación.

fondos europeos

Y financiación local. El documento también compromete que se estudiará cómo garantizar que las entidades locales sean beneficiarias de los fondos de recuperación europeos recién aprobados. Y fija que el próximo curso político se constituirá una mesa de trabajo técnico entre la FEMP y el gobierno que siente las bases de la futura reforma del sistema de financiación local.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Los concellos gallegos podrán entregar 1.300 millones de remanente al Gobierno