El juez del caso Alvia quiere saber si se borraron defectos hallados en una revisión del tren

Pide un nuevo informe después de que un testigo denunciase que vio cómo un trabajador de Talgo eliminaba los fallos durante una inspección

Imagen de archivo de dos de los vagones del Alvia siniestrado en Angrois
Imagen de archivo de dos de los vagones del Alvia siniestrado en Angrois
J. M. P.
Redacción / La Voz

El juez instructor del caso Alvia, Andrés Lago, ha solicitado al perito judicial encargado del material rodante un nuevo informe en el que amplíe el análisis. La petición de nuevas diligencias tiene lugar tras las declaraciones que prestaron varios trabajadores de Talgo el pasado 10 de julio. Uno de los testigos, extrabajador de Talgo, remitió a la Audiencia Provincial de A Coruña, a través de la Plataforma Víctimas Alvia, una declaración jurada en la que aseguraba haber visto cómo responsables de la compañía ordenaban el borrado de varios defectos que se habían detectado en una revisión del tren. Los defectos a los que aludía en su declaración eran «enganches con roce fruto de la fricción, rótulas rotas y valonas con rozaduras fruto del uso». En la declaración, el testigo pudo precisar que las valonas con rozaduras se encontraban en el coche 6 y 7.

Los responsables a los que se les atribuye presuntamente el borrado informático negaron rotundamente su implicación en los hechos. No obstante, el juez solicita que se determine si estos defectos tuvieron incidencia causal en el accidente a puertas de la estación de Santiago de Compostela.

El magistrado concluye en el auto que «no hay nada nuevo en el horizonte», pero solicita al perito que precise si los defectos a los que alude el extrabajador en su declaración «realmente existieron y existe constancia documental de ello», si tales defectos «fueron o no reparados antes de salir el tren del taller de Fuencarral los días previos al accidente» y si de existir y de no ser reparados «pudieran haber tenido alguna incidencia causal en la causación del accidente».

Diligencias rechazadas

El juez declina realizar «una nueva y completa investigación del material rodante en todos sus aspectos», pues muchos de los defectos a los que alude el testigo «ya fueron incluso apuntados por el perito y descartada su incidencia causal». En relación a la supuesta manipulación de los registros del tren por parte de los operarios de Talgo, el togado estima que no es cierto que se haya producido. Asimismo, Andrés Lago desestima las declaraciones de nuevos testigos por ambas parte porque «en realidad son innecesarias» hasta que el perito determine si los defectos tuvieron relevancia causal en el siniestro.

«No existe por parte de Talgo voluntad de ocultación»

El testigo alegó que el tren se había sometido a un examen de rodadura y guiado, pero que los resultados no se habían adjuntado a los autos. No obstante, el jefe del taller ratificó que él mismo había enviado una copia de los resultados de dicha prueba y que había sido incorporada a los autos. Por ello, el magistrado estima que «no existe por parte de Talgo voluntad alguna de ocultación» y solicita que el informe del perito se extienda a dicha documentación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El juez del caso Alvia quiere saber si se borraron defectos hallados en una revisión del tren