El fin de las mareas: Jorge Suárez, el único exalcalde que sigue aferrado a una corporación

El exregidor ferrolano, que apenas participó en la campaña autonómica, se mantiene como edil tras la marcha de Martiño Suárez y Xulio Ferreiro

Xulio Ferreiro, Jorge Suárez y Martiño Noriega en una imagen de archivo
Xulio Ferreiro, Jorge Suárez y Martiño Noriega en una imagen de archivo

ferrol / la voz

Jorge Suárez (Ferrol en Común) es el único de los tres exregidores urbanos de las mareas que se ha quedado en primera línea de la política local. Con la marcha de Martiño Noriega del Concello de Santiago tras el fracaso electoral del 12J, y la renuncia de su acta en A Coruña que hizo Xulio Ferreiro después de perder las municipales del 2019, el exalcalde de Ferrol se convierte en el último de los vértices de ese triángulo político que saboreó el éxito en el 2015 y que no se ha apartado de la política institucional.

 A diferencia de sus compañeros en Santiago y A Coruña, Suárez apenas ha estado visible en la campaña de Galicia en Común, y que ha terminado con la debacle de la coalición de izquierdas, en la que no se integraba Ferrol en Común, pero sí Esquerda Unida, su partido; de hecho, como número cuatro concurrió la concejala ferrolana Saínza Ruiz, hasta el año pasado concejala de gobierno de Ferrol en Común.

Después del varapalo sufrido el domingo, Suárez cree que los resultados del 12J no son extrapolables a escala local, señala que «é importante partir de cero, para converterse nunha alternativa de esquerda sólida, despois de moitos anos de conflitos internos».

El varapalo sufrido en las municipales del pasado año por Ferrol en Común, cuando la formación de Suárez perdió la mitad de sus apoyos y se tuvo que conformar con mantener la mitad de las actas logradas en 2015 -pasó de seis concejales a tres- no le hizo al exalcalde plantearse renunciar a su acta. Es poco probable que el fracaso de Galicia en Común le vayan a apartar ahora.

Auge y caída de las mareas: de tocar el cielo en el 2015 a la irrelevancia

susana luaña
Exmiembros del BNG impulsores de las mareas: Xulio Ferreiro, Martiño Noriega, Xosé Manuel Beiras y Antón Sánchez
Exmiembros del BNG impulsores de las mareas: Xulio Ferreiro, Martiño Noriega, Xosé Manuel Beiras y Antón Sánchez

Las disputas internas acabaron con el proyecto que estuvo a punto de destruir el BNG

Los movimientos sociales del 15M, que renegaban de los viejos partidos y promovían la entrada de los ciudadanos de a pie en las instituciones; las diferencias de Beiras con la cúpula de la UPG, que lo animaban a abandonar la organización, y la mediación de Yolanda Díaz para que el veterano político nacionalista y un asesor suyo de Madrid, de nombre Pablo Iglesias, creasen una alianza electoral. Esos son los tres factores que provocaron en el 2015 el nacimiento de las mareas gallegas, un proyecto misceláneo, diverso y progresista que luego fue copiado en otras partes de España. Ese año, en las elecciones locales, las mareas municipales -en las que había militantes de Podemos, de Esquerda Unida, de los partidos escindidos del BNG y agrupaciones locales independientes- conquistaron alcaldías significativas de las ciudades gallegas -A Coruña, Santiago y Ferrol- y en el 2016, el partido instrumental En Marea, aunque no logró la presidencia de la Xunta, se hizo con el 20% de los votos gallegos y se colocó como primera fuerza de la oposición.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

El fin de las mareas: Jorge Suárez, el único exalcalde que sigue aferrado a una corporación