Arranca el escrutinio del controvertido voto exterior con un escaño en juego

PP y PSOE se disputan un simbólico diputado en Pontevedra por 45 papeletas, a expensas de saber cuántos sobres se recibirán finalmente tras el caos con Correos y Exteriores

Recuento del voto exterior en las autonómicas del 2012, en la Audiencia de Pontevedra
Recuento del voto exterior en las autonómicas del 2012, en la Audiencia de Pontevedra

santiago

La contienda electoral del 12J se podría terminar de dirimir el 20J. O sea, hoy. Al igual que ha ocurrido en el País Vasco, hay un simbólico diputado en juego que se disputan el PSOE y el PP y que van a decantar los gallegos del exterior. Nada trascendente va cambiar la resolución del recuento, pero supondrá una inyección de moral para los socialistas, que con el diputado número 15 podrán decir que han ampliado su representación respecto al 2016; pero también para los populares, que romperían el techo de Feijoo, anclado en el 41.

El escrutinio general podría durar hasta el jueves 23, y a partir de ahí se abre la posibilidad de impugnación hasta el 30 de julio, para que el 7 de agosto se pueda constituir el Parlamento. La última semana de agosto se reservaría para la investidura y toma de posesión del presidente, que en las siguientes horas anunciará a su equipo de conselleiros, generando la salida de diputados electos, un corrimiento de puestos que seguirá con los segundos niveles del Gobierno.

Estas son las claves del proceso que arranca hoy.

El resultado

Baile al 99 % del escrutinio. El baile del escaño 15 o 42, según el partido, comenzó la propia noche electoral, con idas y venidas en el recuento provocadas por el cierre tardío de una mesa electoral en la parroquia de Nantes, en Sanxenxo, provincia de Pontevedra. La diferencia provisional quedó fijada en 45 papeletas a favor del PSOE.

La polémica

Los votos que no llegaron. En condiciones normales, el PP tendría bastantes posibilidades de arrebatarle el escaño a su rival, atendiendo a pasadas votaciones, porque la diferencia le obligaría a obtener dos papeletas del exterior por cada una de los socialistas, lo que ya ha ocurrido en pasados comicios. Sin embargo, la recepción de votos ha sido un auténtico caos. El censo de gallegos en el exterior suma el medio millón de emigrantes y descendientes, de los que solo 12.000 solicitaron su derecho a participar, el llamado voto rogado. Sin embargo, a España llegaron menos de la mitad de las papeletas. La polémica saltó a las pocas horas del cierre de los colegios, cuando Correos reconoció problemas para repartir y recepcionar la documentación en algunos países.

Las cuatro juntas electorales provinciales harán el recuento de los votos llegados desde el extranjero en la jornada de hoy. Se trata de las papeletas depositadas en urna en los consulados o las que han remitido por correo a las mismas oficinas de representación diplomática. Dichos votos son a su vez enviados desde cada país a la Dirección General de Españoles en el Exterior, que las remiten a las juntas electorales provinciales. Tenían hasta ayer para poder hacerlo.

Los países afectados

Sin rastro de Sudamérica. Correos alega que han existido dificultades para el traslado de documentación con países como Cuba, Venezuela o Argentina por la suspensión de vuelos directos que arrastra la crisis sanitaria. Sin embargo, el PPdeG aprecia cierta intencionalidad y dejadez por parte de la empresa postal dirigida por Juan Manuel Serrano Quintana, un estrecho colaborador de Pedro Sánchez al que acusan de no haberse preocupado por luchar por el derecho a voto de gallegos precisamente en los países que tradicionalmente suelen apoyar a los populares. Desde La Habana, Caracas o Nueva York llegaron cero votos. La alternativa, aseguran también empleados de Correos, era haber canalizado esos envíos a través de terceros estados o mediante servicios de paquetería privados, como sí se hizo con otros destinos. Desde filas socialistas se guarda silencio pese a estos problemas.

Los diputados

¿Quién se juega el escaño? El escaño en juego tiene nombres y apellidos. Con los resultados provisionales, es de la socialista Noelia Otero, que iba en el número seis. De ir a parar a los populares, la periodista cederá el escaño a Alberto Pazos Couñago, número once por Pontevedra. Ambos comparten un gran compromiso orgánico con sus respectivos partidos. La primera seguirá al frente del laboratorio de ideas del PSdeG, mientras que el de Redondela tiene garantizada su entrada en O Hórreo en septiembre, cuando los conselleiros renuncien al escaño y haya un movimiento en las listas.

El fiasco histórico del voto exterior: antes votaban los muertos, ahora no pueden los vivos

CARLOS PUNZÓN
Recuento del voto del exterior en el 2005
Recuento del voto del exterior en el 2005

Miles de emigrantes se quedan sin participar y las papeleta de centenares no llegarán mañana al recuento que decidirá un escaño por la provincia de Pontevedra

En las elecciones generales del 2000 votaron gallegos emigrados a Argentina y Uruguay que habían fallecido tiempo antes. Las papeletas seguían llegando a los hogares de todos los españoles residentes en el extranjero junto a su tarjeta censal, estuvieran vivos o, en miles de casos, muertos. Y votos de estos últimos, llegaron. Para que entrasen en las urnas, no hacía falta más que alguien las depositase en un servicio postal, sin necesidad de identificación ni límite de envíos.

El voto de fallecidos volvió a emerger en las elecciones gallegas del 2001 y aún en las del 2005. Para demostrar que el sistema electoral para la emigración seguía haciendo aguas, llegaron incluso a Galicia sobres con el voto, la tarjeta censal junto a una fotocopia del certificado de fallecimiento del elector. «Disfunciones del voto exterior», justificó la Abogacía del Estado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Arranca el escrutinio del controvertido voto exterior con un escaño en juego