El laberinto de Marea Atlántica en A Coruña tras sus disputas con En Marea, su plante a Podemos y su caída en apoyos

xosé vázquez gago A CORUÑA / LA VOZ

GALICIA

Xulio Ferreiro, candidato de Marea Atlántica en A Coruña, tras la derrota en las municipales
Xulio Ferreiro, candidato de Marea Atlántica en A Coruña, tras la derrota en las municipales Ángel Manso

Desde las municipales del 2015 ha perdido el 80 % de sus votos en la ciudad

18 jul 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

En el 2015, casi uno de cada tres coruñeses, el 30,9 % votaron a la Marea Atlántica, que llevó a Xulio Ferreiro a la alcaldía al frente de un gobierno en minoría. El regidor solo necesitaba apoyos puntuales de los debilitados PSOE o BNG para superar la oposición de un PP herido tras perder el bastón de mando. La Marea contaba con teóricos aliados de formaciones hermanas en Madrid, Barcelona, Cádiz, Santiago o Ferrol. Tenía a su lado un pujante Podemos, que apadrinó su campaña electoral y la elevó con el multitudinario mitin de Pablo Iglesias en Palexco; y disfrutaba de presencia estratégica en la Diputación de A Coruña y buenas expectativas autonómicas. El domingo, en las autonómicas, la coalición participada por la Marea -Galicia en Común- solo logró el 5,73 % de los sufragios, casi seis veces menos que en el 2015. La alcaldía la perdió en las municipales del 2019.

Lo ocurrido se debe en parte a la decadencia del conjunto de ese espacio político, pero hay factores específicos que explican el fracaso. PSOE y BNG habían apoyado la investidura de Ferreiro sin condiciones, pero en el mismo verano del 2015 se dilapidó ese capital político intentando forzar a ambos partidos a votar proyectos que no se habían negociado con ellos. La portavoz del Bloque, Avia Veira, contó en un pleno que la habían chantajeado con «facerse a foto co PP».