La Xunta pide al presidente de El Hierro que no despida a la gallega que dejó su plaza por sufrir violencia machista

La entidad canaria defiende que la situación que originó el desplazamiento habría finalizado, porque judicialmente solo se le dictaron medidas de protección para un año; la mujer lleva doce en Galicia

La mujer quiere quedarse definitivamente en la Xunta.
La mujer quiere quedarse definitivamente en la Xunta.

santiago / la voz

La gallega despedida por el Cabildo de El Hierro del puesto de empleada pública que se vio obligada a dejar por ser víctima de violencia de género va a contar con todo el apoyo de la Xunta. El Gobierno autonómico, que hace doce años le concedió la adscripción temporal -el derecho a cambiar de una administración a otra en determinados supuestos- como medida de protección y que se la ha ido renovando año a año, no entiende ni comparte la resolución del organismo insular y le ha pedido por carta que la reconsidere.

Para seguir leyendo, suscríbete a La Voz de Galicia


Estar bien informado nunca fue tan necesario


Más de trescientos periodistas, corresponsales y analistas trabajan en La Voz todos los días para personas como tú, que buscan información contrastada, reportajes y artículos de opinión sobre Galicia, España y el mundo.

SUSCRIPCIÓN WEB+APP
  • Para acceder a los contenidos elaborados para nuestros suscriptores en nuestra web o APP, te ofrecemos nuestra suscripción digital gratis durante los próximos 30 días
Prueba 30 días gratis
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Réplica digital en PDF del periódico impreso
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso el fin de semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia
  • Incluye todas las ventajas de la suscripción WEB+APP
  • Periódico impreso toda la semana + réplica digital en PDF
Suscribirme
Sin compromiso de permanencia

La Xunta pide al presidente de El Hierro que no despida a la gallega que dejó su plaza por sufrir violencia machista