Gómez-Reino certifica su continuidad en el Congreso en un pleno telemático

En campaña se comprometió a dejar el acta en Madrid para centrarse en Galicia, pero esta mañana votó en el pleno en el que se debatían medidas económicas poscovid

Antón Gómez-Reino, candidato de Galicia en Común a la presidencia de la Xunta
Antón Gómez-Reino, candidato de Galicia en Común a la presidencia de la Xunta

Santiago

El líder de Galicia en Común y candidato de la coalición de izquierdas, que no alcanzó representación en las elecciones gallegas, ha retomado su actividad en el Congreso de los Diputados tras el varapalo del domingo. Antón Gómez-Reino participó ayer por la mañana en el pleno en el que se debatían una serie de medidas para la reactivación de la economía por la pandemia de coronavirus, así como otras de protección de los trabajadores afectados.

El parlamentario coruñés votó de forma telemática, porque las medidas adoptadas en protección de la pandemia todavía no permiten celebrar los plenos con el hemiciclo completo. En la sesión sí intervino de forma presencial la ministra de Trabajo y diputada también de Galicia en Común, Yolanda Díaz, quien defendió las medidas laborales adoptadas por su ministerio, como la ampliación de los ERTE hasta septiembre. Tras las elecciones, ha guardado un discreto silencio.

Antón Gómez-Reino no compareció esta semana para evaluar los resultados de las elecciones, y ayer emitió un vídeo en el que les decía a los que habían votado por Galicia en Común que su papeleta no había caído en saco roto, porque esas políticas se seguirían defendiendo en las instituciones en las que Galicia en Común seguía teniendo representación; es decir, en el Congreso, donde el líder de Podemos Galicia es diputado y también presidente de la comisión de trabajo. 

Aunque en campaña se había comprometido a dejar el acta de diputado en Madrid para centrarse en la política gallega, el hecho de que se haya quedado sin escaño modifica por completo el escenario, y lo más probable es que Gómez-Reino rectifique y quede en Madrid. De momento, no se pronunció al respecto, y la única evidencia es que ayer siguió y votó en el pleno de forma telemática en el Congreso.

Tampoco se sabe de qué manera se reorganizará Podemos en Galicia tras la debacle electoral y qué hará Gómez-Reino como secretario xeral de la formación morada en la comunidad para recuperar el favor de los movimientos sociales que en su día fueron el germen de Podemos.

Dos dimisiones en la ejecutiva de Podemos Galicia por los malos resultados electorales

María Antonia Trillo y Lil Escobar formaron parte de la lista de Bescansa que perdió en las primarias frente a Gómez-Reino

Susana Luaña

María Antonia Trillo y Lil Escobar, miembros del Consello Cidadá Autonómico de Podemos Galicia, presentaron en las últimas horas su dimisión por los malos resultados del 12J. Las dos se habían presentado a las primarias en la lista de Carolina Bescansa frente a la de Gómez-Reino, y entraron en el máximo órgano entre congresos de la organización en base a la cuota de resultados en el proceso para la renovación de los órganos internos de la formación morada.

En la reunión del Consello Cidadá celebrada en la tarde del martes, algunos de los presentes pidieron la dimisión de la dirección, en la que están, entre otros, miembros de la candidatura de Galicia en Común, como Marcos Cal, Luca Chao o el propio Gómez-Reino. La dirección se negó a dimitir con el objetivo de seguir trabajando para la reestructuración del partido en Galicia.

Anova, el partido fundado por Beiras y Noriega, dirime su futuro en sus horas más bajas

susana luaña

Su portavoz, Antón Sánchez, asegura que la lucha sigue: «Está prohibido claudicar»

El BNG ya estaba en horas bajas cuando Beiras decidió hacer las maletas y dejar la organización en la que se había forjado como líder nacionalista. Y con él, jóvenes promesas de la política gallega como Martiño Noriega, Antón Sánchez o Alexandra Fernández. Pero la prueba del daño que la fractura de la asamblea de Amio le hizo al Bloque Nacionalista Galego fue que, hace cuatro años, cuando En Marea se colocó como primera fuerza de la oposición tras las autonómicas del 2016, el Bloque, con seis escaños, tuvo que desalojar su sede en el Pazo do Hórreo para dejársela al grupo del partido instrumental impulsado por quienes habían abandonado sus filas y representaban lo que, a raíz del 15M, se llamaba nueva política.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Gómez-Reino certifica su continuidad en el Congreso en un pleno telemático